Artículos

La batalla del agua: una fantástica fábula ecológica4 min read

Francisco Javier Velasco

Observatorio de Ecología Política de Venezuela

Para Voces por el Agua

Imagen de portada: Mira: La Bataille de l’Eau


En Canadá, año 2046, el agua dulce se llama ahora el Oro Azul y la gente lucha y se mata por apoderarse de ese tesoro vital. En medio del caos aparecen los poderes psíquicos:   los «miras». Pashka,  joven enfermera militar,  utiliza su mira para proteger a los heridos durante los combates. Cuando no le queda más que un invierno de servicio militar antes de quedar libre, ella descubre que hay un niño de 13 años en el campo de batalla. El niño debe ser eliminado, eso es lo que dice el protocolo. ¿Pero quién puede obedecer una orden semejante? Pashka luchará para proteger al inocente muchacho amenazado por Askel, su teniente, un hombre dispuesto a todo con tal de ganar esa sucia guerra. Y para eso él necesita los poderes de Pashka…. ¿Qué opción le queda a ella, entre aquellos que ama y no sabe cómo proteger, y aquellos que odia con todas sus fuerzas pero no se resuelve a matar…?

Publicado el año pasado en Montreal, la lectura de este brillante libro de Ghaan Ima es una bella experiencia. Nos topamos aquí con una historia rica, cautivadora y difícil desde el comienzo hasta el fin, que, no obstante, se lee con una rapidez desconcertante. Bravo a los ilustradores Laure Ngo/Mistral y Gaëlle Merlini, la portada es ciertamente sorprendente; los fans de Miyazaki pueden reconocer en ella al dragón Haku del “Viaje de Chihiro”.  Se trata de una novela para adultos jóvenes, inspirada en el género manga, los juegos de video y ciertos universos gráficos. Con un toque mitológico, su trama se desarrolla en un mundo post-apocalíptico en el que se mezclan un imaginario japonés de cyberpunks, poderes psy y personajes desbordantes de emociones. Combates y romance (con un triángulo amoroso en el centro) se entrecruzan para describir un futuro sobrecogedor: guerra del agua (y del petróleo) entre Canadá y los Estados Unidos, milicias fanáticas y gobiernos hipócritas, niños soldados… Sin ser moralizante, el tema nos advierte acerca de las consecuencias ecológicas y geopolíticas que pueden derivarse de proyectos y acontecimientos de nuestra contemporaneidad. Así, si el relato se configura en torno al hecho ficticio de que los Estados Unidos han levantado una represa que corta el acceso al agua por parte de los canadienses, en el mundo actual no son pocas las posibilidades de desencadenamiento de guerras por el agua y otros “recursos” en diferentes lugares. Tomemos como ejemplo el caso de China cuya élite gobernante viene considerando desde hace varios años el desvío del río Brahmaputra para aumentar el caudal del  Huang-He (Río Amarillo), en detrimento de la India.

Si nos tocara escoger tres palabras para describir esta novela ellas serían  innovadoraadictiva y apasionante. El universo distópico descrito es magnífico, lo que contrasta con el lado sombrío del libro; eso se siente sobre todo  gracias a los miras y sus poderes que nos llevan por un sendero de magia azul. La intriga es asfixiante pero muy agradable de descubrir. Todo es enigmático en ese mundo que guarda muy bien sus secretos. Pashka, Mickael y Aksel resultaron ser mis personajes favoritos, los dos primeros por su sensibilidad, y el otro por su lado misterioso, difícil a desentrañar, todos muy reales. Figuras muy bien trabajadas por la autora,  ni malas ni buenas, sólo humanas con relaciones complejas y profundas, que  nos arrastran  y nos hacen vivir sus tormentos como si estuviéramos allí,  protagonizan una historia original y mantienen sin aliento al lector, arrancando sonrisas, lagrimas y, por encima de todo, un cuestionamiento y una toma de conciencia altamente inquietantes. En ningún momento la lectura permite el aburrimiento, ya que somos atrapados por la buena dosis de acción que aporta el conflicto bélico y el triángulo amoroso que nos hace vibrar. El final es realmente asombroso y apoteósico, uno termina por comprender todo…o casi todo. En resumen, se trata de un texto maravillosamente hermoso por su dureza y su imponente universo, una obra ante la que no se permanece indiferente.

La Campaña Voces por el Agua  tiene como propósito la sensibilización social y difusión sobre la grave problemática del agua y sus ciclos en Venezuela, y los peligros que representa para la reproducción de la vida cotidiana de millones de habitantes del país.