Artículos

Denuncian que grupos armados colombianos amenazan derechos de indígenas en Machiques4 min read

Noticia publicada originalmente en RadioFeyAlegriaNoticias.net

Imagen de portada: Radio Fe Y Alegría (Archivo)


Lusbi Portillo, ambientalista y fundador de la organización Sociedad Homo et Natura, afirmó que Machiques de Perijá, al igual que en toda la frontera del Zulia y de Venezuela, la situación es “crítica” porque en esos lugares “no está el Estado”, sino grupos armados colombianos y los indígenas que allí residen son los más afectados.

“Ellos son los que dirigen la política fronteriza, y donde hay pueblos indígenas ellos de una u otra forma cortan la libertad, los derechos que tienen los indígenas en sus territorios; derechos indígenas que están consagrados en las convenciones y acuerdos que ha firmado el país en Naciones Unidas”, denunció Portillo a Radio Fe y Alegría Noticias.

“El Estado venezolano debe asumir la responsabilidad en la frontera. Deben aplicar una política acertada en materia de seguridad y son los indígenas, junto al Estado, quienes deben hacer y ejercer la política fronteriza; no dejar que allí ocurran delitos”, añadió.

Según él, los grupos armados que habitan en esta entidad poseen un arsenal de armas largas y que “tienen permiso” para ello.

El abigeato se intensifica 

Portillo aseguró que el delito del abigeato está en toda la zona de la Sierra de Perijá, lo que trae consecuencias a los hacendados.

“Casi siempre las vacas se las llevan para Colombia por las ganancias en pesos que deja el negocio. En todo el territorio yukpa hay abigeato”, denunció.

Afirmó que también hay complicidad de originarios. “Hay muchos indígenas que no trabajan, que viven del robo de ganado”.

“En la sierra hay factores armados, hay delincuentes, hay una serie de factores que juegan y presionan para que en la zona indígena se den estos tipos de delitos”, declaró.

Para Portillo, esto se ha agudizado porque el Estado “abandonó” a los indígenas. “El Estado se fue de la Sierra de Perijá, se fue de las comunidades indígenas. Entonces son estos delincuentes que gobiernan hoy en día en las comunidades indígenas”, expresó.

“Van a Colombia a raspar coca”

Portillo dijo también que en la Sierra de Perijá hay sembradíos de drogas, lo cual “para nadie es un secreto” y “los indígenas no están al margen de todo eso, no pueden estar puros”.

“De una u otra forma son tocados por todo esto. Por eso es que ahora hay yukpas que van hacia a Colombia a raspar coca, a trabajar en territorios de narcotráfico; esto es bastante delicado, esto es visible, porque puede verse a los indígenas con las botas, vestimenta de calidad, los celulares, y la verdad que un sueldo no da para eso. El sueldo de un maestro no da para tener buenos calzados, buena ropa y tener celulares”, opinó.

“Hay gente que trafica con drogas, gente criolla de Machiques que trafica con animales, madera y pare usted de contar. Entonces, todos estos delitos generan conflictos y es por eso que el Estado venezolano debe estar permanentemente en una relación y diálogo con el pueblo yukpa”, señaló.

Sobre Fray Nelson Sandoval

En relación a los señalamientos contra su persona de Fray Nelson Sandoval, párroco del Tukuko, quien lo acusó de recibir financiamiento internacional y vivir a “costilla” de los indígenas, replicó que: “si él está seguro de sus señalamientos lo invito a realizar las denuncias ante estas organizaciones internacionales, que él también conoce”.

“La Sociedad Homo et Natura no instiga a ningún tipo de delitos en la Sierra de Perijá. Nuevamente lo invito hacer las denuncias. Invito al Fray a acudir a los organismos competentes; él debe ir al Cicpc o al Ministerio Público y formular las denuncias y presentar las pruebas, y el Estado se encargaría entonces de investigarme”, indicó. “No es extraño los señalamientos del Fray hacia mí, sus acusaciones no tienen fundamento. Es lastimoso que un sacerdote capuchino se dedique a delinquir”.

Sociedad Homo et Natura y los Derechos Humanos

Portillo finalizó destacando el trabajo de la Sociedad Homo et Natura, quien de acuerdo a él trabaja en la defensa de los bosques, agua, territorios y los Derechos Humanos.

“Nos encargamos de asesorar en materia de Derechos Humanos. La organización realiza un trabajo de asesoría a los indígenas que son atropellados. Muchas veces llevo a los indígenas a los tribunales, a la defensoría y a la fiscalía, los defiendo cuando los hacendados los hieren o los mandan a matar, o cuando la Policía Nacional Bolivariana los tortura”, explicó.

Organización multipropósito que orientada a la visibilización y estudio de las desigualdades e impactos socio-ecológicos que se generan a raíz de la transformación e intervención de la naturaleza, y al apoyo y acompañamiento de luchas socio-ambientales en el país