Noticias

Parque Nacional Waraira Repano (El Ávila) y Galipán bajo el ataque de obras de construcción.

Parque Nacional Waraira Repano (El Ávila) y Galipán bajo el ataque de obras de construcción.

Por: Erick Camargo (Corresponsal OEP)

Para Observatorio de Ecología Política de Venezuela

Fotografías: Erick Camargo


En el Parque Nacional Waraira Repano, conocido popularmente como El Ávila, la construcción de un teleférico de carga y otra obra relacionada con la expansión del teleférico de pasajeros hasta la población de Macuto, además de una carretera que acompaña a estas obras, sin los permisos adecuados y violando las regulaciones del Parque Nacional.

Según Marlene Sifontes, representante del sindicato que aglutina a los trabajadores de INPARQUES (SUNEPINPARQUES), las obras se están llevando a cabo de forma arbitraria y sin los permisos adecuados, sin estudios de impacto ambiental y violando las leyes ambientales y conservacionistas del parque nacional.

Igualmente Sifontes denunció que “Mientras las empresas AlfaMaq y VENTEL actúan libremente Parque Nacional y en el poblado de Galipán, violando la Constitución y el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso (PORU), los jefes de INPARQUES están concentrados amenazando a los guarda parques para q renuncien a sus cargos como obreros fijos, para pasarlos a empleados contratadados”.

“El permiso que otorgaron las autoridades de INPARQUES venció hace 2 años y no era para hacer este desastre y este ecocidio”.

Por su lado, los vecinos de la población de Galipán, afectados por estas obras de construcción, también decidieron pronunciarse a través del señor Roberto Pérez, quien habló en representación de seis consejos comunales de la zona. Estos denuncian que la desviación del trazado del antiguo teleférico con dirección a Macuto afecta sus viviendas y terrenos.

“Nos vemos en la necesidad de denunciar ante la comunidad, la opinión pública y los órganos de administración de justicia competentes, la situación de asedio jurídico, presión psicológica y destrucción de nuestras propiedades de la cual hemos venido siendo objeto”, comentó el señor Roberto Pérez.

“La casa de un vecino, que se localiza a escasos 10 metros de uno de los pilares, se agrietó en dos partes por cálculos errados de ingeniería y mal manejo de la maquinaria pesada, sin que la empresa asuma la responsabilidad e indemnice a los residentes”, denunció el señor Pérez.

“El deterioro pronunciado de las vías principales e internas del poblado ocasionado por el continuo traslado de maquinaria pesada por carreteras que fueron hechas para un peso no mayor de 3.000 kilos y éstos trasladan maquinaria constantemente con pesos sobre los 20.000 aproximadamente; a lo cual se suma la negativa de las empresas responsables a financiar y materializar la reparación de dichas vías”, afirmó el señor Pérez. Además nos comunicó que existen otros problemas como amedrentamientos, amenazas, presiones, talas indiscriminadas, robo de sembradíos, corte de cultivos, además de otra serie de violaciones a los derechos de los habitantes y contra las normativas del Parque Nacional.

El equipo de corresponsalía del Observatorio de Ecología Política de Venezuela, fue invitado para visitar la zona por los residentes y levantar un informe sobre la grave situación socio-ambiental que se vive en el área natural más emblemática de Caracas.

Historiador, político y articulista. Comprometido con la transformación hacia la sustentabilidad y sostenibilidad, buscando un nuevo sistema socioeconómico.