ConflictosNoticias

Caracas: En Petare comunidad resiste la crisis con agricultura2 min read

Por: Erick Camargo (Corresponsal OEP)

Para Observatorio de Ecología Política de Venezuela

En El Encantado, a las afueras de Caracas, en el municipio Sucre, existe una comunidad que ha visto la posibilidad de resistir la grave crisis económica que vive nuestro país a través de la producción agrícola.

Se trata de un barrio que se formó en los alrededores de la primera planta hidroeléctrica del país, que ha crecido y se ha conectado con San Blas, más arriba en la montaña.

En el sector del Consejo Comunal conocido como “Batea-La Estación” por los hitos fronterizos de su jurisdicción territorial, una batea de cemento en la vía y la antigua estación del ferrocarril; los vecinos han desarrollado un proyecto agrícola para surtirse de algunos alimentos y cortar con la fuerte dependencia de las subvenciones del Estado.

La región ha tenido una vocación agrícola de larga data, pues dónde se encuentra el barrio eran los terrenos de una vieja hacienda cafetalera, casi toda la zona eran haciendas cafetaleras y frutícolas.  La expansión urbana de Caracas provocó que se perdieran dichos terrenos y el uso agro productor. Pero quedaron parches agrícolas en El Encantado y sus alrededores.

Cuentan en la comunidad que durante la presidencia de Hugo Chávez y el lanzamiento de la Misión Vuelvan Caras, a la comunidad llegaron muchos créditos, insumos agrícolas, se determinaron las tierras que se trabajarían y muchos vecinos se beneficiaron.

Nos cuenta Carlos Gonzáles que se hicieron proyectos comunitarios a través de esa Misión, que sin embargo luego terminaron en nada. Sin las ayudas del Estado, sin las subvenciones, todo cayó en decadencia, no había un mercado de salida establecido para los productos y el crédito no fue suficiente.

Hoy decidieron abordar la siembra por ellos mismos, sin esperar apoyos del Gobierno o del Estado. Sin subvenciones, sin insumos químicos o agro-industriales, con semillas propias o compradas a otros campesinos. Muchos de quienes participan en este proyecto, que se realiza en los predios de la vieja planta eléctrica, complementan sus actividades de trabajo urbano con la agricultura.

Aprovechan la humedad del Guaire, además de varias quebradas que corren por la zona para el riego de sus cultivos.  En los terrenos de la Planta aún están haciendo pruebas con algunas especies y distintas variedades, con el fin de producir suficiente para abastecer  la escuela  local y para hacer ferias agrícolas en el barrio.

Historiador, político y articulista. Comprometido con la transformación hacia la sustentabilidad y sostenibilidad, buscando un nuevo sistema socioeconómico.