ConflictosNoticias

Deforestación de la Amazonia brasileña se acelera hacia un punto de inflexión irrecuperable

Publicado el

Prensa OEP

Con información de Spanish Revolution

La deforestación de la Amazonia brasileña ha aumentado por encima de tres campos de fútbol por minuto, según los últimos datos del gobierno, lo que ha llevado a que la selva tropical más grande del mundo se acerque a un punto de inflexión más allá del cual no se puede recuperar.

La liquidación en julio ha alcanzado los 1.345 kilómetros cuadrados, un tercio más que el récord mensual anterior bajo el sistema de monitoreo actual del sistema satelital Deter B, que comenzó en 2015.

La constante erosión de la cubierta arbórea debilita el papel de la selva tropical en la estabilización del clima global. Los científicos advierten que el bosque está en creciente peligro de degradarse en una sabana, después de lo cual su capacidad de absorber carbono se verá gravemente disminuida, con consecuencias para el resto del planeta.

Los números oficiales del Instituto Nacional de Investigación Espacial son una vergüenza cada vez mayor para Bolsonaro, que ha tratado de engañarlos como mentiras y ha criticado al director del instituto. A principios de esta semana, el presidente insistió en que el Ministerio de Ciencia y Tecnología debería evaluar las cifras y mostrarlas antes de que se hicieran públicas para que no les “atrapen con los pantalones bajados”.

La organización no gubernamental Imazon ha detallado que sólo en el mes de julio, la destrucción de los bosques ha ascendido a 1.287 metros cuadrados, eso corresponde a un aumento del 66% con respecto a julio del año anterior cuando la deforestación alcanzó los 777 kilómetros cuadrados.

Acre, que tradicionalmente era un estado que no aparecía en la lista de regiones que más deforestan, ha ocupado la tercera posición en este ranking. Así los municipios con mayor área deforestada en julio de 2019 han sido Altamira (128 kilómetros cuadrados) y São Félix do Xingu (96 kilómetros cuadrados), en Pará (norte), y Porto Velho (78 kilómetros cuadrados), en Rondônia.

Respecto a las áreas de conservación, la unidad Triunfo do Xingu perdió 82 kilómetros cuadrados en el mes de julio. Las otras dos unidades de conservación con mayor área deforestada en este mes están ubicadas en Rondônia: Florex Río Preto-Jacundá y Resex Jaci-Paraná, y han perdido 40 y 25 kilómetros cuadrados, respectivamente.

Por otra parte, este estudio demuestra que las áreas indígenas también sufren las consecuencias de la deforestación. Así, las tres áreas indígenas más perjudicadas en el mes julio se encuentran en Pará y son las reservas de Apyterewa y Trincheira Bacajá, ambas en el suroeste del estado, y la reserva Ituna/Itatá, en el sudeste de Pará.

En sus primeros siete meses en el poder, Bolsonaro, quien fue elegido con un fuerte apoyo de los agronegocios y los intereses mineros, se ha movido rápidamente para erosionar las agencias gubernamentales responsables de la protección de los bosques. Ha debilitado a la agencia ambiental y lo ha puesto bajo la supervisión del ministerio de agricultura, que está encabezado por el líder del lobby agrícola.

Brasil también está retrocediendo rápido. Después de una reducción del 80% en la tasa de deforestación entre 2006 y 2012, los gobiernos sucesivos han relajado las protecciones. La liquidación ha ido aumentando. El año pasado, la deforestación aumentó un 13% al nivel más alto en una década. Este año va a ser mucho peor y la tendencia vuelve a los días oscuros de principios de la década de 2000.

Una porción de la Amazonia de Brasil lleva 16 días en llamas. Según los satélites de la NASA, los incendios crecieron un 38% este año, y siete de las ciudades con los incendios más dramáticos están en la lista de los más deforestados.

Existe una relación directa entre el aumento de la quema y el crecimiento de la deforestación. De los 10 municipios que registraron los incendios más extensos en 2019, siete están en la lista de municipios con el mayor número de advertencias de deforestación. Los otros tres municipios de la lista pertenecen al bioma Cerrado, el segundo ecosistema más grande de ese país, compuesto en su mayoría por sabanas.

Organización multipropósito que orientada a la visibilización y estudio de las desigualdades e impactos socio-ecológicos que se generan a raíz de la transformación e intervención de la naturaleza, y al apoyo y acompañamiento de luchas socio-ambientales en el país