ConflictosNoticias

Pescadores denuncian constantes derrames de crudo en Lago de Maracaibo3 min read

Publicado el

Prensa OEP

Los medios internacionales AFP y The Washington Post han reseñado en los últimos días una serie de denuncias por parte de pescadores y habitantes en general de las costas del Lago de Maracaibo que informan sobre los constantes derrames de petróleo en esta reserva de agua del occidente del país.

«Mira, a causa del viento del sur el petróleo está en todas partes», se lamenta Paúl, un pescador de Cabimas, cerca de la orilla oriental de este lago, una inmensa extensión de agua de 13.200 km2 que se conecta por un estrecho con el mar Caribe.

«Cuando salimos a pescar estamos todos sucios de petróleo», explica el joven de 18 años, que prefiere reservarse su apellido. «Nos afecta la salud porque nos lavamos con gasolina para quitarnos las manchas», agrega.

Giovanny Villarreal es vecino de Paúl y también es pescador. «El 50% de las especies vienen impregnadas de petróleo y se nos hace imposible que las compren y nos vemos obligados a lanzarlas al lago», asegura.

«A veces, en la noche no podemos dormir porque huele a gas. El gas que produce el mismo petróleo», explica el pescador. «Y nos vemos afectados de los pulmones, sobre todo los niños».

De acuerdo con la bióloga, Yurasi Briceño, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), quien ha enfocado su trabajo en la fauna de la parte septentrional del lago, donde ella trabaja, «hay por lo menos ocho plataformas que ya no están en funcionamiento, y tres de ellas están liberando petróleo desde octubre del año pasado».

A lo largo de sus investigaciones, asegura haber encontrado a menudo mamíferos como delfines o manatíes afectados por los constantes derrames de crudo en el área.

«Los hemos visto marchar a la orilla todos manchados de petróleo y tienen toda la piel lesionada por el petróleo. Nosotros, como últimos consumidores en la cadena trófica (alimentaria), que comemos cangrejos o camarones, también nos contaminamos» por los elementos tóxicos que han ingerido los animales, sostiene la científica.

El Washington Post reporta que las orillas del Lago de Maracaibo están recubiertas de una pasta negra que se adhiere a todo lo que toca. Una tubería rota sobresale en el patio trasero de Yuleidy Silva, a pocos metros del agua. Durante nueve meses, no ha dejado de escupir aceite, que se filtra en su casa y mancha todo. «PDVSA se olvidó de nosotros», dice, señalando que tres de sus cinco nietos han tenido lesiones en la piel por haberse bañado en el lago. Ahora, ella les prohíbe meterse en el agua. También le preocupa que viva en un estofado inflamable. «Si algunos de esos tanques explotan, todos explotamos», dice ella.

Según la Fundación Ecológica Manatará, que estudia la contaminación del lago de Maracaibo, el petróleo causó 30 casos de asma y dermatitis entre las personas que viven en la orilla entre 2017 y 2019. En el Hospital de Cabimas en la costa, el 80% de las visitas ambulatorias es asociado con derrames de petróleo y gases, dice la fundación.

En este video puedes conocer más sobre esta grave situación reportada por AFP.

Organización multipropósito que orientada a la visibilización y estudio de las desigualdades e impactos socio-ecológicos que se generan a raíz de la transformación e intervención de la naturaleza, y al apoyo y acompañamiento de luchas socio-ambientales en el país