ConflictosNoticias

Deslave en la Sierra de Perijá deja seis niños y un adulto desparecidos y 700 familias yukpa incomunicadas4 min read

Prensa OEP

En la noche del 3 de octubre un deslave ocurrido en la cuenca de Toromo de Machiques derrumbó los puentes de hierro que comunican la cuenca con otros sectores aledaños, dejando un saldo de al menos siete desaparecidos, seis niños y un adulto y mil familias yukpas damnificadas.

La crecida del río Negro, ocurrida aproximadamente a las 10pm arrastró toneladas de piedras y lodo montaña a bajo desapareciendo 6 niños de dos familias relaciones consanguíneas con el Diputado de ANB Yukpa Freddy Panapera, cinco (5) hijos de su hermana la Nena y un (1) neonato de 7 días hijo de un hermano del Diputado Panapera, y el anciano, padre de la funcionaria de Salud Indígena Leocadia Pulgar y abuelo del Dr. Carlos Polanco.

De acuerdo con el medio Radio Fé y Alegría el cauce comenzó a llevarse todo a su paso, incluyendo las viviendas, enseres y los alimentos de la comunidad yukpa de la zona.

Fueron arrasadas varias comunidades, principalmente las que están ubicadas entre la Hda. Rancho Grande y Toromo, como Carana, Jararamü donde vivía Edixon Ladino, recientemente asesinado por trabajadores de una hacienda vecina.

Carlos Polanco, médico de la Sierra de Perijá, indicó que no han podido encontrar el cuerpo de su abuelo que fue arrastrado por la corriente de agua, y tampoco tienen información sobre los seis niños desaparecidos.

Ana Karina Romero, habitante del sector, informó a Radio Fe y Alegría Noticias que otras 700 familias habrían quedado del otro lado del río incomunicadas y no tienen manera de contactarlos para saber en qué condiciones se encuentran.

“Aquí estamos nosotros esperando que nos apoyen. Qué esperamos o esperamos algo peor. Estamos aquí en medio de la nada porque no quedó nada. Estamos más de mil familias que quedaron sin casas”, agregó.

Los habitantes del sector solicitaron a las autoridades enviar agua potable para la comunidad pues el río mantiene su caudal con agua turbia, y exigieron también tomar las medidas necesarias para prever un posible brote de enfermedades a causa del desastre natural.

El deslave además afectó todo el cableado eléctrico por lo que la comunidad no cuenta con el servicio de electricidad y en las noches permanecen a oscuras, lo que aumenta el riesgo por la inseguridad en el sitio.

El primer comandante del Cuerpo de Bomberos de Machiques, general David Parra, indicó que el evento se produjo “por la gran cantidad de lluvia acaecida en la parte alta de la serranía de Perijá. Esto hizo que se desprenda parte de la sedimentación y de los cerros”.

Parra calificó al hecho de gran escala, impredecible y como desastre natural.

El primer comandante de los bomberos informó que se habilitó un refugio para la atención y resguardo de los afectados. Aseguró que las primeras acciones a tomar son la recuperación inmediata de la vialidad para acceder a otras zonas perjudicadas, lo que permitirá también facilitar el agua potable y la alimentación, además de la atención psicosocial de las comunidades.

El funcionario afirmó que de este tipo de hechos en la zona tienen antecedentes con los acaecidos en el año 1996 con una crecida súbita que tuvo en Río Kunana y en el 2009, con un deslave en el área.

La comunidad yukpa solicita apoyo urgente

El sábado 5 de octubre en la tarde subió un helicóptero hacia las comunidades que quedaron después del río a ver qué sucedió como Novito, Shirime, Ajapaina,  Manastara, no al Mene que está pegado al río que están desesperados por pasar el río Negro. Por el momento no hay información sobre lo avistado en ese vuelo.

Los moradores Yukpa solicitan: comida, colchones, zapatos, ropa, cobijas, enseres del hogar, de trabajar la tierra; un crédito para comprar animales para criar de nuevo, pero sobre todo que una máquina termine limpiar la carretera hasta Toromo para poder salir a Machiques a buscar auxilio.

Ha sido destacada la participación en su auxilio de la Señora Alcaldesa Betty Zuleta y su equipo, del equipo de Salud Indígena, del Hospital de Machiques, de la Secretaria de Salud de la Gobernación del Zulia, del equipo de Salud que coordina en persona el Dr. Pedro Morel y del Señor Pablo, Cruz Roja, Caritas, de Inparques, Bomberos, de la ZODI, policías, Ejército, GNB y la Radio Fe y Alegría.

La situación que vivió la Cuenca Toromo y que aún padece es catastrófica. Varios desaparecidos, daños materiales, siembras completamente desbastadas, pérdidas de infraestructuras, perdidas de animales (vacas,cochinos,borregos). Es una situación nunca vivida antes por los habitantes del Sector Toromo. Solicitamos apoyo gubernamental, de empresas aliadas y otras instituciones que deseen colaborar con colchones, ropas y zapatos para niños y niñas, para adultos mujeres y hombres,para jóvenes. En especial solicitamos alimento. En estos momentos gran parte de la población está damnificada. Es urgente correr La voz del Pueblo Yukpa. Informó al Observatorio de Ecología Política Jesús Peñaranda, Cacique Mayor de Toromo.

 

Organización multipropósito que orientada a la visibilización y estudio de las desigualdades e impactos socio-ecológicos que se generan a raíz de la transformación e intervención de la naturaleza, y al apoyo y acompañamiento de luchas socio-ambientales en el país