01/04/2018

Descripción

La devastación de la diferencia —el ocultamiento del otro y de otro, la subsunción de la alteridad radical en el sujeto universal— ha marcado una senda que el pensamiento ambiental sur viene tratando de cambiar con la fuerza de la trasgresión inmanente que lo configura. Los discursos geopolíticos y biopolíticos de la mundialización y la globalización han conformado ejércitos de sujetos tecnológicamente homogeneizados bajo un modelo único de habitar la tierra. Esto ha facilitado formas hegemónicas de dominación en las cuales los sujetos, uniformados y uniformantes, declaran la guerra a la tierra para fines estrictamente productivos. Inspirada en la globalización de la tierra —en el aplanamiento de sus pliegues, repliegues y despliegues; en el alisamiento de sus estrías y el ocultamiento de sus mutaciones permanentes—, en el primer capítulo de este libro me pregunto cómo la globalización niega lo planetario. Un delirio fáustico, emergente de la creencia según la cual el sujeto trascendental está por encima de las diferencias mundovitales, produce dos acontecimientos terribles para la vida en el planeta: el desarrollo y la guerra, hermanos gemelos e inseparables. “El globo es una reducción del cuerpo de la tierra; necesidad de aplanarla, de representarla objetivamente, de medir sus distancias, de precisarla y cuantificarla”. Esta reducción ha sido necesaria para imponer una sola forma (devastadora) de habitar la tierra: una sola forma de producción de alimentos, el monocultivo; una sola red de símbolos, la monocultura; una sola forma de comunicación, las redes virtuales; una sola forma de pensar, la racional-instrumental; una sola forma de organización política, social y económica; una sola espacialidad; un modelo de ciudad y uno de Estado-nación; una forma de producción energética; una forma de pensar y de vivir. Asistimos, entonces, a la más dolorosa y terrible de las consecuencias de la globalización: la crisis de lo planetario, de la tierra, de la alteridad, de la vida, la crisis ambiental radical.