01/04/2018

Descripción

Los Pueblos Indígenas hemos tenido una constante lucha por el reconocimiento de nuestra historia, de nuestra cosmovisión; primero contra la imposición de la historia colonial y en los últimos tiempos contra la imposición de modelos de desarrollo basados en el extractivismo y neo extractivismo. A pesar de los grandes avances jurídicos, científicos y de participación en los planes y programas de los Estados Nacionales, todavía hay mucho camino por recorrer. Hoy podemos decir que los Sitios Sagrados, son espacios de defensa y protección espiritual; de códigos de gobernanza territorial de las autoridades tradicionales de cada pueblo. Estos lugares, dan cuenta de la relación que existe entre la naturaleza y el conocimiento indígena expresado en cantos, rituales, curaciones, manejo de plantas y animales. Es por ello que para nosotros reivindicar esta iniciativa parte de un compromiso intercultural, de respeto hacia los territorios indígenas y su autodemarcación territorial, y consideramos que un paso importante en esa dirección lo constituye la divulgación de la experiencia que hemos desarrollado en conjunto con otros actores que apuestan por el reconocimiento y respeto a los pueblos indígenas y, en este caso, a su geografía sagrada. Desde ORPIA nos hemos empeñado en difundir el presente texto, a fin de fomentar el verdadero reconocimiento de los derechos de los Pueblos Indígenas de Venezuela y garantizar su existencia. Nos interesa insistir en que se debe respetar en la práctica, más allá de la teoría, el Patrimonio propio de todos y cada uno de los Pueblos Indígenas, ese al que le conferimos un valor ético y moral superior, pero que hoy se ha visto en peligro debido a la incidencia de otras formas de concebir la relación con la naturaleza.

Relacionado