Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

Current filter: No active filter, click/drag on charts to filter data

No Data

No Data

No Data

No Data

No Data

Click and drag in the measuring bars to filter data by number of [selected variable] per individual event

Current filter:

Current filter:

Detalles

El vertedero de Cambalache en Ciudad Guayana

PRINCIPAL ACTIVIDAD ECONÓMICA QUE ORIGINA EL CONFLICTO:

Gestión de Desechos y Residuos

BREVE DESCRIPCIÓN DEL CONFLICTO:

El gran vertedero a cielo abierto de ‘Cambalache’, en la zona industrial de Matanzas (norte del estado Bolívar), ha creado varios conflictos socio-ambientales en las comunidades e impactos en pueblos indígenas y habitantes de ciudades como Puerto Ordaz y Ciudad Guayana.

IDENTIFICADOR DE CASO:

1011

FECHA APROXIMADA DE INICIO DEL CONFLICTO

03/1999

UBICACIÓN:

municipio Caroní, estado Bolívar



Ubicación del proyecto (localidad, municipio y estado del país)


Cambalache, parroquia Unare, municipio Caroní, muy próximo a Ciudad Guayana y a 10 kilómetros de Puerto Ordaz.

Área del proyecto


Según un estudio acerca de la problemática de los desechos sólidos en Ciudad Guayana, el vertedero tiene unas 39, 5 hectáreas de superficie aproximada, de las cuales unas 25 hectáreas son para la disposición de basura (Guzmán et.al., 2012).

Tipo de población


Urbana

Resumen del caso


Desde1985 comenzaba a funcionar el vertedero a cielo abierto de Cambalache, municipio Caroní del estado Bolívar, una solución que se había planteado de manera temporal pero que se mantuvo por largo tiempo, convirtiéndose en un gran problema para la comunidad de Cambalache, las zonas aledañas e incluso importantes ciudades cercanas como Puerto Ordaz y Ciudad Guayana. Grandes dimensiones de desechos urbanos e industriales llevaron a que el vertedero comenzara a colapsar aproximadamente a principios de la década de 2000 (Blanco y Moncrieff, 2012), pero es apenas a finales de 2014 cuando sería clausurado. El vertedero ha generado afectaciones socio-ambientales de diversos tipos como contaminación del aire por incineración de basura, contaminación de aguas por desechos industriales, varios tipos de enfermedades, violencia social, entre otros. Diversas protestas y declaraciones críticas han surgido a raíz de los efectos de este vertedero. El conflicto se ha desarrollado en tres planos: el primero, que tiene relación con la afectación socio-ambiental de los pobladores de la comunidad de Cambalache, incluyendo población que migra al vertedero para la recolección de desechos, entre los que se cuenta población del pueblo indígena warao. En el segundo plano se produce el conflicto entre la parte de la comunidad que reniega del vertedero y exige su cierre, y los habitantes de los sectores I y VI de Cambalache, los cuales viven de la recolección de desechos. El tercer plano tiene que ver principalmente con la afectación del aire que se produce en grandes ciudades como Ciudad Guayana, Puerto Ordaz y San Félix a raíz de, entre otras cosas, la incineración de basura en Cambalache. A pesar de su cierre, el conflicto se mantiene debido a que, por un lado, el vertedero no ha sido saneado; se han estado utilizando áreas de zona cercanas como vertederos ‘provisionales’ –lo cual ha generado observaciones y comunicaciones de especialistas y la queja y denuncias de vecinos, preocupados de que se repitan los males producidos por el Cambalache–; al tiempo que el nuevo relleno sanitario anunciado para Ciudad Guayana no ha sido culminado. El vertedero de Cambalache ha sido una típica “zona de sacrificio” y es considerado un sitio ambientalmente crítico (Blanco y Moncrieff, 2012). Es reflejo de la desidia de gobiernos locales respecto a los problemas ambientales, pero también de los vínculos existentes entre las desigualdades sociales y la forma como se asumen los costos ambientales de las actividades económicas.

Otras actividades económicas involucradas


 Procesamiento de minerales (industrias básicas)  Privatización de residuos / acceso de recicladores informales a residuos  Incineradores  Tratamiento de residuos tóxicos, sitios de disposición de residuos no controlados

Commodities o recursos naturales involucrados


• Bauxita/aluminio • Hierro

Resumen y descripción del proyecto


El vertedero comienza a existir en 1985, siendo considerado en su momento una solución temporal. Ha sido un vertedero muy poco ordenado, con mucha improvisación y sin ningún control sanitario, donde se mezclan sin ser clasificados desechos urbanos, químicos, animales muertos, entre otros. Según estudios y estimaciones, se calcula que entre 1200 y 500 de toneladas de residuos y desechos eran dispuestos en el vertedero (Guzmán et.al., 2012; Guzmán, 2010a). Se mantuvo abierto hasta octubre de 2014.

Empresas privadas nacionales e internacionales involucradas


Ninguna

Actores gubernamentales y compañías nacionales relevantes


Gobernador del estado Bolívar Francisco Rangel Gómez. La gobernación gestiona el vertedero desde 2011. Alcaldía del municipio Caroní. Alcalde José Ramón López, PSUV. La alcaldía gestionó el vertedero desde 1997 hasta 2011. Mili Hernández, directora regional del Ministerio del Ambiente en el estado Bolívar Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas. Ministro Ramón Velásquez Araguayán Corporación Venezolana de Guayana (CVG) Partido político Causa R. Diputados Andrés Velásquez y Américo De Grazia Concejales del municipio Caroní, José Prat y Alberto Martínez

Instituciones Internacionales y Financieras involucradas


No se registran

Nivel de las inversiones (en US$ o en Bs.)


Aunque no se obtuvieron registros de las inversiones en el vertedero Cambalache, para la obra del nuevo relleno sanitario de Cañaveral se han invertido al menos 5 mil 552 millones de bolívares (datos hasta marzo de 2017) (Faoro, 2017).

Estatus actual del Proyecto


Detenido

Población afectada


Existen comunidades afectadas en diversos grados. En primer lugar está Cambalache. No todos los seis sectores de la población han sufrido igual los efectos: los habitantes de sectores como el VI, compuesto por población indígena warao (unos 400 habitantes aproximadamente) que migra desde el estado Delta Amacuro al menos desde finales de los años 90; y el sector I, compuesto por población criolla que también es migrante (unos 900 habitantes), han sido los más perjudicados por la contaminación y la descomposición social provocada por el vertedero (Blanco y Moncrieff, 2012). También se menciona que, comunidades como Core 8, La Casona y Campo C estarían en condiciones "no aceptables para la salud y el ambiente" (Guzmán, 2008). A mayor escala podríamos referirnos a los habitantes de ciudades como San Félix y Ciudad Guayana y aéreas residenciales de ubicadas al sur y noroeste de Puerto Ordaz, afectados por la inhalación de las dioxinas y sustancias nocivas que produce la incineración de la basura (García, 2014; Guzmán, 2008).

Fecha aproximada de inicio de las movilizaciones


Sin precisión. Las exigencias derivadas de la problemática del vertedero comienzan a acrecentarse desde 1999, cuando éste colapsa y la comunidad obtiene el apoyo de la Oficina Regional del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Blanco y Moncrieff, 2012). A principios de la década de 2010 las protestas se intensifican hasta que se logra en 2014 el cierre del vertedero.

Cronología y detalles de las movilizaciones


Quienes encabezan tradicionalmente las movilizaciones y protestas son buena parte de los habitantes de los sectores II, III, IV y V de la comunidad de Cambalache, los cuales no están directamente involucrados con la actividad de recolección informal de desechos. Los habitantes de los sectores de recolectores informales (I y VI), donde se encuentran indígenas warao, no se identifican plenamente con estas protestas dado que plantean que el cierre del vertedero los hace quedarse sin trabajo (Atodomomento, 2014). Un papel importante en las movilizaciones lo han desempeñado los consejos comunales de la zona (Blanco y Moncrieff, 2012). Entre las organizaciones ambientalistas involucradas en las voces críticas se cuentan el Movimiento Ecológico de Venezuela, el Movimiento por la Calidad del Agua y la Sociedad Conservacionista de Guayana (SCG). Diversos actores gubernamentales y de partidos políticos de oposición también han intervenido de diferentes formas en el conflicto. De la misma manera lo han hecho varios académicos y periodistas ambientales. Numerosas quejas y denuncias de la comunidad pueden ser halladas en reseñas de medios de comunicación (muchos de ellos regionales) solicitando al gobierno municipal y regional la solución al problema del vertedero (Pocaterra, 2014). Al parecer la comunidad se ha venido movilizando a raíz del colapso del vertedero en 1999. Los consejos comunales han realizado bloqueos de la entrada del vertedero (Blanco y Moncrieff, 2012), se han entregado documentos al Ministerio del Ambiente –dando un ultimátum al organismo oficial–, y manifestaciones y marchas han sido realizadas por las reivindicaciones mencionadas (Pocaterra, 2014b).

Algunas acciones, reclamos y peticiones de los grupos movilizados


Una de las reivindicaciones principales se ha vuelto el cierre de Cambalache (Galavis, 2015) y la búsqueda de un lugar apto para ubicar un relleno sanitario con las condiciones óptimas de funcionamiento. A su vez se han registrado permanentemente peticiones por una mayor atención social a los pobladores de la zona, debido a las difíciles condiciones socio-económicas en las que viven. La situación de contaminación ha producido explícitas manifestaciones sobre el valor de lo socio-ambiental. Ante las protestas de los habitantes de Cambalache, uno de ellos manifestó: “Nos quieren dar créditos para callarnos la boca, la comunidad no quiere sus créditos, queremos es el cierre del vertedero” (Pocaterra, 2014b). Esto contrapone con claridad el valor de la salud de la comunidad sobre el valor crematístico. Otra vecina del sector apeló al 5to objetivo del Plan de la Patria (plan de desarrollo nacional 2013-2019) que se propone contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana: “¿Cómo se va a preservar la vida del planeta con tanta contaminación? Aquí, en Ciudad Guayana, no se está cumpliendo el Plan de la Patria con Cambalache, porque están matando el ambiente, acabando con nuestra salud” (Pocaterra, 2014b).

Intensidad del conflicto


media (con protestas en la calle y movilización visible)

¿Este conflicto ha terminado?


No

Impactos ambientales


Diversas fuentes expresan que este es el principal foco de contaminación de Ciudad Guayana (Atodomomento, 2014; Galavis, 2015). Los factores más sensibles provienen de la contaminación del aire proveniente de la intensa quema de basura (Boletin BC, 2016; Pocaterra, 2014a; García, 2014) –aunque los gases de las empresas básicas de Guayana aportan mucho en esta contaminación (Guzmán, 2008)– y la de las aguas, producto del vertido de metales pesados a la misma y alteraciones del Ph. Entre los ecosistemas acuíferos contaminados se cuentan las lagunas naturales “los Espineros” y los “Cardonales” y, el tramo del río Orinoco que se encuentra adyacente a estas fuentes de contaminación (Guzmán et.al., 2012).

Impactos en la salud


Las afectaciones a la salud puede ser diferenciadas, dependiendo de la ubicación y los roles sociales respecto al vertedero. Un estudio del Ministerio del Ambiente arrojó que existen algunas comunidades que se encuentran en zonas aledañas del vertedero que están en condiciones "no aceptables para la salud y el ambiente" (Guzmán, 2008). Hay un impacto dramático en la salud de los recolectores informales de desechos (incluyendo a los warao), que pasan unas 12 a 14 horas recolectando la basura, aspirando el humo que emana de la quema (Boletin BC, 2016). Los recolectores también sufren enfermedades como infecciones, hepatitis B, amibiasis, escabiosis, enfermedades respiratorias, sida, quemaduras, radiaciones cancerígenas, entre otras. Cabe añadir que la estigmatización social a quienes viven de la basura tiene también consecuencias psicológicas (Blanco y Moncrieff, 2012). Se registran altos niveles de malnutrición entre las personas que cohabitan en el vertedero. Varias fuentes revelan la muerte de 6 niños indígenas warao debido a la contaminación de Cambalache (Blanco y Moncrieff, 2012). Otras fuentes revelan que serían 9 los niños indígenas muertos (El Universal, 2014; Grupo Cambalache, 2011). Por último, el Centro de Investigaciones Ecológicas de Venezuela plantea la infección por VIH de indígenas warao que coexisten en Cambalache. En el estudio HIV-1 Epidemic in warao amerindians from Venezuela: spatial phylodynamics and epidemiological patters se indica que el 53% de los warao VIH positivo en Delta Amacuro habían visitado Cambalache (CIEV, 2016), por lo que no se descarta que el incremento de estos casos en el Delta esté relacionada con la movilidad de los warao hasta el vertedero, y el regreso a sus tierras de origen.

Impactos socio-económicos y culturales


Se señala que los medios de vida de las comunidades aledañas son afectados (sus casas, sus plantas y siembras, sus animales) por la contaminación del agua (Guzmán, 2010a). En el propio vertedero se produce una competencia entre recolectores, así como desaveniencias entre éstos y otros lugareños. (Blanco y Moncrieff, 2012). Se denuncia presencia de drogas, alcoholismo y prostitución (CIEV, 2016). Hay altos niveles de inseguridad y se producen asesinatos. Con el cierre del vertedero en 2014, muchos recolectores quedaron sin trabajo (Galavis, 2015). En los últimos años se ha venido produciendo un proceso de marginación, aislamiento y desamparo de la población del sector, lo cual lo ha sufrido la comunidad (Blanco y Moncrieff, 2012).

Resultados y respuestas ante el conflicto


Los gobiernos central, regional y municipales han reconocido el problema de la basura en Cambalache –incluyendo el presidente Chávez (Guzmán, 2010b) y el presidente Maduro (Pocaterra, 2014b). Una serie de políticas y leyes fueron propuestas (ej. saneamiento del vertedero y la Ley de Gestión Integral de la Basura de 2011). Sin embargo no se ha hecho lo suficiente para solventar el problema y propiciar un manejo idóneo de los desechos. El vertedero de Cambalache fue clausurado en octubre de 2014 pero el problema de la basura en la región persiste. Las comunidades siguen requiriendo que el vertedero sea adecuado y saneado dado que aún enfrentan la consecuencias de la contaminación. Del mismo modo se esperan políticas de atención médica. Los indígenas del sector IV aún siguen sufriendo los embates de múltiples enfermedades (Correo del Caroní, 2016). Se solicita que también sean tomadas en cuenta las personas que perdieron sus trabajos allí. Muchos residentes de Cambalache se han traslado hacia otros vertederos, lo que implica realmente una reubicación del problema. El diputado a la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática, Freddy Valera, aseguró que los habitantes de Cambalache aún esperan la realización de una serie de proyectos socioproductivos y de infraestructura anunciados por la gobernación regional para diversificar la economía de la zona, lo cual no se habría iniciado (Correo del Caroní, 2016). Finalmente se ha solicitado evitar improvisaciones al establecer nuevos espacios para ubicar los próximos rellenos sanitarios. A casi tres años del cierre de Cambalache, Ciudad Guayana sigue sin tener un relleno sanitario completamente habilitado. Nuevos botaderos improvisados han surgido en varios puntos de la ciudad (El Universal, 2014). Desde 2014 se han propuesto nuevos sitios para ubicar un nuevo relleno sanitario, tales como el sector Las Margaritas, muy cerca de represa de Caruachi (El Universal, 2014); el sector Acapulco, justo donde se unen los ríos Orinoco y Caroní, o la zona industrial de Cañaveral, justo al pie del segundo puente sobre el río. El sitio elegido finalmente ha sido Cañaveral, donde se ha establecido un vertedero sin ningún tipo de control y en el cual al menos 200 personas viven de la basura, entre ellos indígenas warao (El Pitazo, 2016). La fecha de inicio de las obras del relleno ha sido pospuesta en varias oportunidades. En julio de 2016 se dan inicio a las obras, prometiéndose tener listo el relleno para noviembre de ese año. Se logró la construcción de la primera fosa, con una longitud de 150x300 metros, y se está realizando el proyecto para la ejecución de la segunda, con el fin de garantizar un depósito sanitario por más de 30 años (Guilarte, 2016). Para mediados de 2017 dicha obra no había sido completada (Faoro, 2017). Comunidades han protestado por la ubicación que tendrían estos rellenos sanitarios, temiendo que se repliquen los problemas que se dieron en Cambalache (La Patilla, 2014). Por ejemplo, la comunidad de Acapulco trancó la avenida de los Trabajadores demandando la contaminación que se está produciendo en su comunidad (Soto, 2015). El Diputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar, el abogado César Ramírez, ha indicado que es un error construir un relleno sanitario en una zona industrial destinada para instalación de empresas; a su vez indicó que la obra no tiene drenaje de aguas de lluvias ni planta de tratamiento para los lixiviados, por lo que todo iría al río Orinoco, generando una tragedia ambiental (El Diario de Guayana, 2016). Finalmente vecinos han señalado que camiones recolectores de basura siguen llevando los desechos a Cambalache y los queman, por lo que se continúa visualizando humo, con las consiguientes consecuencias en enfermedades respiratorias en las comunidades aledañas (https://twitter.com/luisamargaritag; @ElianaDeSalaza1).

Alternativas propuestas


Además de las peticiones de los grupos movilizados, no se registra la propuesta puntual de alternativas económicas, sociales, culturales y territoriales.

¿Considera Ud. que se ha alcanzado la justicia ambiental en este caso?


No (pero algunas demandas fueron atendidas)

Explique por qué


A pesar de haberse clausurado el vertedero, los males que aquejan a la comunidad de Cambalache y sus zonas aledañas persisten. El patrón de mal manejo de los desechos y la expansión de nuevas zonas de sacrificio apuntan a la proliferación del problema, ahora en más sitios de la zona norte de Bolívar. Queda abierta la pregunta si habrá capacidad institucional, voluntad política y fondos suficientes de las instituciones del Estado para enfrentar el problema.

Leyes_decretos_legislaciones_y_recursos_jurídicos_relacionados_con_el_caso

  • Link: Constitución de la República Bolivariana de Venezuela - 1999
  • MINCI

  • Link: Ley Orgánica del ambiente - 2006
  • Scribd

  • Link: Ley de Residuos y Desechos Sólidos – 2004
  • faolex.fao.org

  • Link: Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas
  • www.cbd.int

  • Link: Ley de Gestión Integral de la Basura – 2011 (vigente)
  • inapymi.gob.ve

  • Link: Ley Penal del Ambiente - 2012
  • derechos.org

    Artículos

  • Link: Protestas en Bolívar por improvisado cierre del vertedero de Cambalache
  • Atodomomento (2014)

  • Link: La catástrofe ambiental del basural Cambalache. Boletin Nº 279.
  • Boletin BC (2016)

  • Link: Epidemia de SIDA está matando indígenas en Guayana
  • Centro de Investigaciones Ecológicas de Venezuela – CIEV (2016)

  • Link: Freddy Valera cuestiona “indolencia” del alcalde y gobernador Rangel ante problemas de Cambalache.
  • Correo del Caroní (2016)

  • Link: Diputado Ramírez presentó su memoria y cuenta
  • El Diario de Guayana (2016)

  • Link: Andrés Velázquez: Bolívar vive situación de extrema gravedad ambiental
  • El Universal (2014)

  • Link: Proyecto de relleno sanitario para Ciudad Guayana queda por fuera de plan de obras bicentenarias. Correo del Caroní
  • Faoro, Oriana (2017)

  • Link: Incremento en quemas de Cambalache reaviva problema ambiental en Guayana
  • García, Natalie (2014, 15 de octubre)

  • Link: Inspeccionan avances en relleno sanitario Cañaveral. Nueva Prensa de Guayana
  • Guilarte, Osmarys (2016)

  • Link: Los aires contaminados de Ciudad Guayana. Ciencia Guayana
  • Guzmán Bigott, Evelyn (2008)

  • Link: El colapso del vertedero de Cambalache. Ciencia Guayana
  • Guzmán Bigott, Evelyn (2010)

  • Link: Gases impactan atmósfera de Ciudad Guayana. Ciencia Guayana
  • Guzmán Bigott, Evelyn (2010b)

  • Link: La indignación de los Warao de Cambalache tiene raíces profundas. Pisapapel
  • Grupo Cambalache (2011)

  • Link: Denuncian a gobernación de Bolívar por crimen ambiental en Ciudad Guayana (Fotos)
  • La Patilla (2014)

  • Link: Autoridades ambientales adeudan respuestas a denuncias sobre mal tratamiento del agua
  • Pocaterra, Diogelis (2014a)

  • Link: No hay que olvidarse de Cambalache
  • Siverio, Jhoalys (2014)

  • Link: ¡No más humo en Cambalache!
  • Pocaterra, Diogelis (2014b)

  • Link: ¡Protesta en Guayana por nuevo foco de contaminación.
  • Soto, Susej (2015)

    Libros_documentos_académicos_y_científicos

  • Link: Los niños recuperadores de basura en Cambalache. Venezuela: Centro de Investigación Social CISOR
  • Blanco, Fernando. Moncrieff, Henry (2012)

  • Link: Deterioro ambiental del vertedero de desechos urbanos de Ciudad Guayana y sus áreas de influencia. Estrategias para su adecuación a la legislación ambiental venezolana.
  • Guzmán, Luis. Valeri, Carol. Jorge, Ana. Carlos Maytín (2012).Revista COPÉRNICO Año VIII. N° 16. Enero – Junio. Universidad Nacional Experimental de Guayana.

    Autor(es) o contribuidor(es) de esta ficha


    Emiliano Teran Mantovani - Observatorio de Ecología Política de Venezuela

    Última fecha de actualización de esta ficha


    10-9-2017