Más allá de la muerte de un venado en Montalbán. La crisis del Parque Metropolitano Leonardo Ruíz Pineda

Por: Erick Camargo (Corresponsal OEP)

Para Observatorio de Ecología Política de Venezuela

Imagen de portada de Luis Murillo en CrónicaUno

En el marco de  la cuarentena social decretada en Venezuela aparecieron en redes sociales imágenes dolorosas que muestran un pequeño venado muerto, con una soga atada al cuello, en algún lugar de Caracas. Las reseñas de la imagen refieren a que el pobre animal fue asesinado por jóvenes y niños residentes de la Misión Vivienda localizada en el sector Montalbán del oeste de Caracas, contiguo al Parque Metropolitano Leonardo Ruíz Pineda. Los eventos habrían ocurrido el 29 de marzo. A los implicados se les acusa además de haberlo guindado en un árbol para ser descuartizado; al parecer otros vecinos denunciaron el hecho ante Misión Nevado, quienes se presentaron en el lugar junto con oficiales de policía y supuestamente se llevaron detenidos a los implicados.

https://www.instagram.com/p/B-WFH0SFM8x/

Sin embargo existe otra versión, reseñada aquí por CrónicaUno, la cual alega que los hechos no son como se detallaron en el párrafo de arriba, sino que al contrario, el venado murió atropellado en la autopista Francisco Fajardo tras ser ahuyentado por perros de la calle. Los vecinos arrastraron el cadáver del venado desde la autopista hasta las adyacencias de los edificios, donde permaneció hasta la llegada de los funcionarios de policía y Misión Nevado. Esta versión alega que las denuncias hacia los vecinos de Misión Vivienda están fundadas sobre prejuicios y satanización de los habitantes de ese urbanismo.

La cuenta de Misión Nevado en Instagram publicó las imágenes con una leyenda sobre lo acontecido. Sin embargo además de decir que se harían las pesquisas necesarias, hasta hoy no se ha publicado el resultado de esas investigaciones, tampoco hemos recibido respuestas a las preguntas realizadas por mensajes privados. Igualmente en la leyenda indican que se dictaron charlas en la comunidad explicando la prohibición existente sobre la caza de estos animales y tratando de sensibilizar a los habitantes con la fauna silvestre.

En las redes sociales aún persiste el debate sobre cuál es la verdad, si la versión del atropello o del asesinato. Incluso ha salido una versión híbrida, que fue atropellado no por ser ahuyentado el animal por perros, sino por los habitantes de la misión vivienda. Sin embargo queremos enfatizar en algo, más allá de la razón de la muerte, es señalar el estado en que se encuentra el hábitat de este animal.

El año pasado se dieron dos movilizaciones de vecinos, tanto de Montalbán como de Caricuao en defensa del Parque Metropolitano Leonardo Ruiz Pineda, el cual según los vecinos, además de lo que pudimos constatar al visitarlo con estos; es que el mismo está siendo invadido. En Caricuao se protestó contra la instalación de cochineras, las cuales van en proceso de consolidarse, pues ya han sido instalados varios de estos animales en establos precarios construidos con madera; lamentablemente el control que sobre esta zona mantiene colectivos armados, hace imposible regresar a tomar fotos.

Igualmente en Montalbán hemos constatado como se levantan pequeñas casas y se realizan cultivos en los terrenos montañosos del parque, así como la instalación de un centro de entrenamiento de un grupo armado, del cual nos prohibieron el paso con pistola y machetes el año pasado cuando estuvimos presentes. Vecinos de Antímano han denunciado deforestación y quemas provocadas por los que cada día se instalan en las inmediaciones del parque.

No es sólo un caso aislado de un venado que pasó a la ciudad ante la cuarentena; es todo un ecosistema que está siendo amenazado por las actividades humanas, descontroladas, ante la indolencia de las autoridades que sólo han aparecido en este caso por la sonoridad en las redes sociales y por la visibilización que tuvo, al ocurrir en una avenida principal de la ciudad.

Cabría preguntarse ¿Cuántos animales son víctimas por las actividades de deforestación y ocupación ilegal del parque? ¿Por qué las autoridades no han tomado cartas en el asunto con respecto al habitad natural de los animales?

El asunto es más complejo y delicada; más allá de cuál fue la causa efectiva de la muerte, al parecer cubierta por el propio pantano de la polarización política; el tema fundamental es que estamos destruyendo su habitad y este animal inevitablemente estaba condenado a morir, o en las calles de Caracas o en silencio, en su montaña, asesinado por alguna persona que destruye su entorno de vida y medios de sustento.

Compartir

Categorías

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *