ConflictosNoticias

Protesta Yukpa en Caracas, un espejo donde la ciudad puede verse9 min read

Por: Erick Camargo (Corresponsal OEP)

Para Observatorio de Ecología Política de Venezuela

El día miércoles 18 de noviembre en horas de la tarde, alrededor de 300 personas de la etnia yukpa se acercaron a una cuadra del Palacio de Miraflores, siendo reprimidos a la altura de Puente Llaguno por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional, con el presunto caso de un policía herido de flecha y cuatro indígenas igualmente heridos. Estos permanecieron en las inmediaciones de dicha esquina hasta la madrugada, siendo atendidos a medianoche por funcionarios del Ministerio del Poder Popular para Pueblos Indígenas y del Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia.

Más allá de la movilización y la represión, que fueron noticia en las redes sociales, principalmente por la particularidad del herido de flecha, sin embargo lo destacable es que esta protesta es la primera que llega a Caracas alzando las banderas del hambre, la enfermedad y la miseria; demandando al Estado un reconocimiento a la grave situación que vive la provincia, pero sobre todo las regiones habitadas por pueblos originarios. En conversación con Juan Carlos La Rosa, dirigente Wayuú de La Guarura y Winjirawa, pudimos obtener una perspectiva histórica de la lucha del pueblo yukpa y comprender a profundidad el signo de esta protesta cuando los yuka tomaron Caracas.

Ver tambien Pueblo Yukpa reclama sus derechos fundamentales ante la Gobernación del Zulia

Los yukpa no empezaron a luchar ayer, tienen años en resistencia

Nos ayudaría mucho ponernos en contexto sobre la lucha histórica de los yukpa. En el municipio Perijá viven alrededor de 20 mil yukpas y más al sur hay 10 mil personas de la etnia bari. Los Yukpa se ubican hacia el norte por encima de la cuenca del río Tokuko; hoy en el pie de monte de la sierra después de haber sido desplazados de las tierras bajas por la colonización agropecuaria promovida por la vieja ley de misiones. Los Barí se ubican desde el margen sur del río Tokuko en todo el pie de monte de la serranía de los motilones, que es la estribación más al Sur de la Sierra de Perijá, hasta el río Tarra; habiendo más en el departamento Norte de Santander, en la vecina Colombia.

En los últimos 30 años los yukpa han realizado dos intentos de recuperación de sus tierras, uno en el gobierno de Lolita Aniyar López que fue muy consecuente con ellos y eso le valió su ruptura con las colonias ganaderas, y la segunda ya fue en el período Chávez dirigida por Sabino Romero Izarra. Este no fue apoyado por el gobierno y es asesinado por funcionarios activos de los cuerpos de seguridad del estado actuando como sicarios y su retirada fue cubierta por el ejército.

Nos refieren que los problemas más graves son “de salud con alta incidencia de malarias, leishmaniosis, hepatitis y tuberculosis; además de las enfermedades gastrointestinales, de la piel, respiratorias y una desnutrición infantil de la cuál darán testimonio los que vayan a conocerlos”, comenta Juan Carlos. También nos advierte que el gobierno ha ocultado las cifras de casos de tuberculosis, además de la aparición de casos de VIH en la cuenca de Tokuko y el Yaza, sin ser atendidos por las autoridades pertinentes.

Pero también se debe hablar de la presencia del ELN en la región, quienes utilizan a las comunidades yukpa como base social para el contrabando de ganado, “hay denuncias de que esté grupo irregular se lleva jóvenes para usarlos en operaciones irregulares”, dijo La Rosa; pero luego señala que ante la gran cantidad de denuncias ha bajado la incidencia de estos crímenes.

La principal reivindicación de los yukpa y de todos los pueblos indígenas del país, la demarcación de tierras. “Bajo el esquema del gobierno existen aún unos 40 predios por entregar de los acuerdos de demarcación, el modelo parcelado creado e impuesto por gobierno. Esto los desmantela y les da tierras sin un plan de vida de acuerdo a sus usos y costumbres que sostenga su calidad de vida y su dignidad en la tierra”, comente Juan Carlos. Nos afirma además que el gobierno mantiene en total abandono el territorio de los yukpa, con las vías de comunicación colapsadas y destruidas, inexistencia de servicios públicos mínimos, además de las consecuencias de la inundación del río Negro el año pasado y del cual aún no se han realizado acercamientos para reparar los daños, “de allí son la mayoría de los que vinieron a Caracas”, dice. También nos asegura que a pesar del abandono, si existe una fuerte presencia represiva; no están para gobernar sino para reprimir.

Ver también Denuncian atropellos a comunidad Yukpa en Machiques

Hace un mes iniciaron las movilizaciones

Hace unas tres semanas estos mismos pueblos se movilizaron en la ciudad de Maracaibo para exigir al gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, atención a sus problemas; logrando una audiencia con el mismo luego de hacer mucha presión en el centro de la ciudad. De estos la mayoría que vinieron eran de la cuenca del Yaza, familiares del cacique Sabino Romero, además de las comunidades de las otras cuencas; del Tokuko, Río Negro y Shirapta.

Nos relatan que fueron dos reuniones, la primera el gobernador dejó entrar solo a unos 20 yukpa, esa reunión fue en la gobernación y duró de 10 a.m. a 11 p.m.; los otros yukpa se molestaron y los llevaron a un salón inmenso de la policía donde metieron unos 180 Yukpa con la promesa de esperar a Omar, este llegó a la 12 de la noche y terminaron la reunión a las 2:30 a.m. En ambas reuniones se hicieron de todo tipo de planteamientos pero quedaron claras las calamidades del pueblo Yukpa.

Estas reuniones motivaron al gobernador a desplegar en 8 días comisiones de salud y alimentación a unos centros pilotos, prestando atención primera y cubriendo las expectativas inmediatas. Para el operativo y para el suministro de gasolina, el gobernador encargó al candidato del PSUV para ese circuito, el comerciante de Machiques Anwar Younese Maali y al candidato indígena un wayuu llamado Yimmis Rodríguez, para que se encargaran de él.

Según lo dispuesto por el gobernador, el candidato Anwar tendrá bajo su control las medicinas y el suero antiofídico, debiendo entregárselo a los médicos y a las comunidades; mientras que el candidato Yimmis debía encargarse de la atención política y la organización de las comunidades. Pero las peticiones de los yukpa de vialidad, producción, escuelas, vivienda, salud, territorios; son demasiado grandes y complejas para la atención de políticos en campaña y planes coyunturales. Incluso si el gobierno tuviese real interés en solucionar dichos problemas y escuchara las opiniones, se daría cuenta de la profundidad del problema y buscara otro tratamiento. Pero es ese desinterés y manipulación política que hace que sus soluciones, inmediatistas y cortoplacistas, provocasen una movilización más grande, hacia la ciudad, en medio de la desesperación de estas comunidades.

Regreso Accidentado

El retorno de los yukpa a Machiques se ha visto interrumpido por las fuerzas de seguridad. En primer lugar durante el viaje han denunciado ser hostigados por funcionarios del CONAS y nuevamente fueron detenidos los choferes de los autobuses que los transportaban.

Denuncia Carolina Peñaranda Yasphe: “Las Autoridades Yukpa integradas en la Organización en construcción (ONAIYUKVEN) ORGANIZACIÓN Nación Indígena Yukpa de Venezuela, hemos tomado la decisión de no dejar solos a los choferes d los transportes q llevamos desde nuestras Comunidades a La Ciudad de Caracas… Ellos no han cometido ningún delito, el único delito q pudiéramos estar cometiendo Las Autoridades Yukpa es llevar el planteamiento de nuestras Comunidades a La Ciudad de Caracas…”

La intención es clara, amedrentar a los transportistas para que no se repita el traslado, y muestra la insinceridad de los compromisos urgentes asumidos por el gobierno de Nicolás Maduro la noche anterior con los caciques. Luego de dar promesas huecas, enfila el aparato represivo en el regreso de los denunciantes. Según informaciones, en Maracaibo hoy se movilizaron líderes yukpa para exigir respuestas a las demandas de los que viajaron a Caracas y para pedir por la seguridad de estos y su pronto retorno.

Los Yukpa, un espejo en dónde Caracas se puede ver

Juan Carlos La Rosa nos deja estas líneas de relfexión acerca de la protesta que compartirnos a plenitud.

“Los yukpa si bien no vinieron a traer un mensaje político claro, trajeron un espejo en que difícilmente la capital copada por la polarizado mediática se ve, en mucho es la primera oleada de movilización por hambre, salud y servicios que llega a Caracas, vinieron como acostumbran con sus niñxs, hombres mujeres. Todos hablan a la vez y todos cuentan lo que les pasa.

Una trampa típica frente a esta escena humana es la compasión, y la compasión los hace ajenos. El hambre y la enfermedad por hambre que viene en su cuerpos es nuestra hambre y la de los nuestrxs en todas partes, solo que a ellos no les da vergüenza mostrarla y la traen como bandera, también traen el dolor de la mendicidad a la que nos condenó culturalmente el rentismo y eso también está aquí y es más fuerte que el hambre porque es cultural, pero en mucho no le ganan a la Caracas atendida y en crisis.

Los yukpa son un espejo en el que nos podemos sincerar y lo sano es que sus voces se escuchen y se multipliquen y hacer contacto, ese contacto no va a parar su hambre o la de los demás pueblos de Venezuela pero rompe aún más la polarización y nos pone a pensar desnudos de falsos trajes».

Comenta Juan Carlos La Rosa haciendo un análisis de la protesta, procurando ver más allá que la simple demanda al Gobierno Nacional, sino confrontar esa visión tradicional de la Venezuela rentista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *