ORPIA, nuevos horizontes y condiciones necesarias para 30 años de lucha indígena - Observatorio de Ecología Política de Venezuela

ORPIA, nuevos horizontes y condiciones necesarias para 30 años de lucha indígena

La Organización Regional de Pueblos Indígenas (ORPIA) y los nuevos horizontes o la necesaria creación de las condiciones para el arribo a treinta años de lucha indígena

 

Vladimir Aguilar Castro

Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI)

Universidad de Los Andes

Investigador Asociado del Grupo de Trabajo Socio Ambiental de la Amazonía Wataniba

 

Imagen destacada: VIII Congreso Regional de ORPIA (15 de diciembre de 2020, Puero Ayacucho). Wataniba

 

El consenso como fundamento de la alta política

El pasado 15 de diciembre del año 2020 se celebró la escogencia de la nueva Junta Directiva de ORPIA, siendo el resultado de días previos de trabajo, negociación intercultural y de construcción de acuerdos para llegar al congreso a la ratificación de lo avanzado y sistematizado en las semanas anteriores. ORPIA vendría así, a partir del consenso que hace parte de sus usos y costumbres, a seleccionar sus nuevas autoridades para el período 2021-2023.

En el año 2023 ORPIA arribará a la celebración de los treinta años de lucha en favor de los pueblos y comunidades indígenas de Amazonas y, junto a la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), ratificará las estrategias para la defensa de la Amazonía.

En este último congreso, ORPIA reivindicaría el sentido de la política para los griegos: un espacio en medio de la polis ((pública) para construir acuerdos y consensos. Sumado a lo anterior, ORPIA destaca el carácter de la política como expresión de la pluralidad humana.

Todo lo que vemos como ensayo y experimento democrático ya se encuentra implícito en los usos, costumbres e instituciones tradicionales indígenas, las cuales son anteriores a Grecia.

Ver también El 26 y 27 de febrero, únete al Grito de la Selva

 

El balance de lo actuado hasta ahora

La única constante en la historia del proceso de conquista y posterior creación de Venezuela como estado-nación, es la resistencia indígena. Esta última es la expresión de la única herramienta (política) con la que cuentan los pueblos indígenas.

Como ya lo hemos advertido, con la evolución de los derechos indígenas en el derecho internacional, precisamente en el seno de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la cual por cierto está cumpliendo un siglo de creación, y su posterior inserción en el derecho interno, la resistencia indígena se ha convertido en disidencia jurídica.

Con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) del año 2000, se abriría una ventana de oportunidades para el movimiento indígena venezolano.

La inserción de los derechos indígenas en el nuevo contrato social fue el resultado de largas batallas de resistencia de los pueblos indígenas del país desde los años sesenta (60), con la creación de las primeras organizaciones indígenas y, sobre todo, con la participación de indígenas venezolanos en los principales foros internacionales desde los años ochenta (80), pues su presencia se haría sentir con fuerza en la aprobación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), siendo el instrumento jurídico junto con la Declaración de Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas (2007), más importante que en la actualidad tienen los pueblos indígenas del mundo.

Ver también Pronunciamiento del GTAI ante la dolorosa muerte del indígena pemon Salvador Franco

 

Los próximos horizontes abiertos para ORPIA

¿Qué se le plantea a ORPIA como horizonte en los próximos tiempos por venir?

Los tiempos constituyentes en Venezuela siguen abiertos si tomamos como ejemplo el último congreso de ORPIA. El involucramiento “desde abajo” ya no solo para el reconocimiento de los derechos sino, y sobre todo para su materialización, es lo que les da ritmo a las nuevas apuestas de las organizaciones indígenas. Si todavía no hay derechos ejercidos es porque está faltando lo que otrora sobraba en demasía: organización y unidad. Hoy en día, no son suficientes los derechos si la organización y unidad están ausentes.

En la actualidad, podemos afirmar que los horizontes de ORPIA se amplían, al constituir la organización un lugar de encuentro de culturas amazónicas diferenciadas, en el que, como espacio de diálogo de saberes luego de largas discusiones, encuentra su luz en puntos de consenso y de acuerdos, abriéndose y concretándose en ámbitos de acción intercultural.

Haciendo una retrospectiva del recorrido de ORPIA, sabemos que ella caminaría en el impulso de la nueva constitución. Si esta última consagra un conjunto de derechos aún pendientes de hacerse efectivos, es de nuevo una urgencia en nuestro país que ORPIA, a la par del resto de las organizaciones indígenas hermanas y sus aliados, avancen en la responsabilidad histórica de no dejar morir esos derechos.

En el contexto de lo antes expuesto, entre los horizontes claves que se abren para ORPIA en los próximos años, tenemos:

Territorio: asociado a las fuentes de vida (oxigeno, bosque y agua).

Identidad cultural: ancestros, autoridades legítimas, pueblos y comunidades indígenas.

Jurisdicción especial indígena (JEI): administración del territorio y justicia incluyendo la ambiental.

Guardia Territorial Indígena (GTI): para la salvaguarda del territorio y la naturaleza.

Organización Indígena (ORPIA): organización madre para organizar la lucha por la defensa y ejercicio de los derechos indígenas reconocidos y por reconocer.

 

ESQUEMA HORIZONTES ORPIA

ESQUEMA HORIZONTES ORPIA. Elaboración propia

 

Los objetivos históricos y estratégicos

ORPIA nunca ha dependido de nada ni de nadie sino de las orientaciones de las organizaciones que las componen y, sobre todo, de sus ancianos y autoridades tradicionales. Por lo que no debe sustituirse el objetivo histórico por la coyuntura política del momento. No es lo mismo táctica y estrategia. La táctica es política la estrategia es histórica y los territorios son el lugar de la historia de nuestros pueblos indígenas.

Por ejemplo, en 1777 la Capitanía General de Venezuela fue impuesta en territorios donde vivían y existían pueblos indígenas al momento de su creación. La Capitanía desapareció y dio paso a lo que hoy es Venezuela. En este país, en nuestro país, siguen existiendo los mismos pueblos indígenas al momento de configurarse la Capitanía, con la diferencia que esta última unidad político-administrativa ya no está en cambio los pueblos indígenas siguen de pie.

Por ello, es bueno tener claro que la política es coyuntural, es parte de la táctica, pero la historia, sus territorios, es la estrategia.

Larga vida ORPIA…

Mérida, 20, 2020.

Compartir

Categorías

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *