Política de privacidad

La industria Petrolera ante su Colapso: Accidentes, Impunidad y Grave Daño Ambiental  

Imagen satelital del Lago de Maracaibo que muestra los derrames petroleros. Crédito NASA (2021)

A continuación presentamos el primer capítulo del informe Situación Socioambiental en Venezuela 2021.

Descargue aquí el Informe completo Situación socioambiental de Venezuela 2021

Entre la diversidad de problemas socioambientales que se desarrollan actualmente en el país, identificamos los derrames de hidrocarburo como uno de los más sensibles, tanto por las dimensiones de sus impactos como por la cobertura territorial y de población, que es extendida.

En Venezuela no se disponen reportes ni estadísticas oficiales que den cuenta sobre la cantidad exacta de los accidentes ocurridos en el país relacionados con la industria petrolera en el año 2021. De hecho, desde el 2016, la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) no publica ningún balance social y ambiental que permita a la población venezolana conocer el estado y alcance real de los impactos socioambientales de la industria petrolera (ver Figura 1).

 
Figura 1.  Página web de PDVSA en la que se evidencia que no se publica desde el 2016 el correspondiente Balance Social y Ambiental de la empresa.

Existen muy pocos pronunciamientos por parte de las autoridades gubernamentales ante los continuos derrames petroleros y otros eventos asociados a la industria petrolera (fugas de gas, explosiones) y que son responsabilidad de PDVSA. Sin embargo, los reportajes y las denuncias sobre este tipo de eventos son numerosas, lo que demuestra que no son hechos eventuales y esporádicos; por el contrario son constantes y tienen fuertes impactos socioambientales que no han sido evaluados adecuadamente (en tiempo y espacio) para determinar su gravedad.

La gravedad de los derrames petroleros es notable; incluso en septiembre de 2021, un informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos[1]Michelle Bachelet expresó su preocupación por la falta de aplicación de normas ambientales de la industria petrolera ante los constantes derrames que suceden en el país.  En octubre de 2021, la NASA hizo públicas imágenes satelitales que mostraban la contaminación del Lago de Maracaibo en el estado Zulia, debido a los constantes derrames petroleros y por algas que se extienden por toda la superficie del agua de este importante lago[2].

En 2020, el OEP entrevistó al experto petrolero Einstein Millán Arcia[3], quien indicó que entre las causas de la situación de alta siniestralidad de PDVSA, está la incorporación de personal no calificado sin la cultura de seguridad, higiene y ambiente que la industria amerita. Otros factores son la desinversión, la corrupción y el abandono de la gestión ambiental. Toda esta situación ha conducido a un aumento considerable de la tasa de siniestros o accidentes en la industria petrolera venezolana (ver Figura 2).

Millán Arcia indicó que esta situación de alta “siniestralidad” en PDVSA es delicada, recurrente y ha venido agravándose de forma creciente a partir de 2007-08, pasando de menos de 10.000 barriles derramados por año, a más de 150.000 y de menos de 200 accidentes por año a más de 4.000 en promedio y hasta 2017.

Figura 2. PDVSA: ilícitos ambientales y accidentes. Fuente: Einstein Millán Arcia (S/F)

En el caso venezolano, lo que vemos es la existencia simultánea de los impactos provenientes de las operaciones tradicionales de la industria, y a la vez los impactos generados por el abandono, avería y desinversión de la misma (ver figuras 3 y 4). Baja la intensidad de la extracción pero se crean múltiples focos en todo el país producto de accidentes, explosiones (fugas de gas, derrames por doquier, etc). Esto ocurre a pesar de que las cuotas de producción petrolera en el país ha sufrido una extraordinaria debacle, siendo que la misma ha venido rondando los 500 mil barriles diarios, con altas y bajas en los últimos meses.

Figura 3. Imagen que muestra deterioro de las instalaciones petroleras en el Lago de Maracaibo. Fuente: Soy gente de petróleo [@soygdepetroleo] (2021).
Figura 4. Mechurrio caído en el Centro Operativo San Joaquín. PDVSA Edo. Anzoátegui.
Fuente: @BajoLaLupaInfo (2021)

Balance Derrames Petroleros en Venezuela (2021)

Ante la ausencia de  un balance oficial del número de derrames y otros accidentes de PDVSA, el OEP ha recurrido a reportes en medios digitales y redes sociales. Los datos y cifras que se presentan a continuación son producto de la sistematización de los eventos reportados por el biólogo Eduardo Klein a través de su cuenta en Twitter en un período comprendido entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2021, así como algunos derrames petroleros reportados en redes sociales y en los resúmenes quincenales de problemas socioambientales elaborado por el OEP[4].

De enero a noviembre de 2021 se reportaron al menos 73 derrames en la que se incluye 1 evento ocurrido en junio en el que vertieron 3.600.000 litros de gasolina al mar y una fuga de gas en el oleoducto submarino en Falcón[5]  (Figura 5).

Figura 5 .  Derrames petroleros por estado en el 2021. Fuente: OEP (2022)

Como se puede apreciar en la Figura 5, las entidades que registran más derrames son Falcón, Zulia y Anzoátegui.

Figura 6 .  Derrames petroleros por mes en el 2021.Fuente: OEP (2022)

Los meses con mayor número de reportes de derrames han sido septiembre y octubre. El promedio de derrames petroleros al mes en el año 2021 ha sido de 7. (Figura 6)Todo indica que las cifras reales de los derrames petroleros son considerablemente mayor de las que presentamos en este informe. Por ejemplo, la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela estimó que sólo en el estado Anzoátegui se ha producido un promedio de dos a tres derrames semanales[6]. En Zulia, la Asociación Civil para la Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Aclama) calculaba que para junio de 2021 ocurrían entre 15 y 30 derrames mensuales en el Lago de Maracaibo[7] . También es importante resaltar que en el 2016, último año en que PDVSA[8] publicó su balance ambiental indicaba las preocupantes cifras de 8.250 derrames de los cuales 8.080 eran de hidrocarburos, eso equivalía a 182.317 barriles derramados. De todos esos barriles sólo se pudo lograr la recolección de un 33% es decir, 60.247 barriles. Es por esta razón, que se insiste en que este balance de derrames de 2021 refleja una cifra conservadora, porque solo se remite a casos puntuales y no incluye por ejemplo los derrames permanentes que hay en Lago de Maracaibo. 

Figura 7 .  Denuncia vía Twitter sobre el promedio de derrames en el Lago de Maracaibo.  Fuente: Mediosur [@MedioSurVe] (2021)

Entre los derrames petroleros ocurridos el año pasado se pueden mencionar el ocurrido en el mes de septiembre en el oleoducto de Río Seco en el estado Falcón. El biólogo Eduardo Klein, detectó a través de imágenes satelitales que la fecha de inicio de este evento fue el 13 de septiembre. Sin embargo, para el 26 de septiembre todavía seguía vertiendo petróleo en las costas de Falcón. Klein señaló que este derrame pudo impactar de manera potencial 140 km2 de las costas de dicha entidad. (Figura 8 )

Figura 8. Imagen satelital derrame en el oleoducto de Río Seco, estado Falcón. Fuente: Eduardo Klein [@diodon321] (2021)
 

Otro derrame que consideramos relevante aunque en este caso de gasolina, ocurrió en junio de 2021  al romperse un tanque de gasolina en la refinería El Cardón en el estado Falcón. Este incidente ocasionó que se vertieran aproximadamente 3.600.000 litros de gasolinas en el mar.

La falta de transparencia por parte del estado venezolano, que no reporta estadísticas oficiales sobre los derrames petroleros en el país desde el año 2016, evidencia cómo se violenta el derecho al acceso a la información ambiental que tenemos todos los ciudadanos, teniendo así que recurrir a cifras parciales y disgregadas que no permiten dar cuenta de la verdadera magnitud del impacto socioambiental de  estos y otros accidentes vinculados a la empresa estatal venezolana.

Las respuestas gubernamentales ante estos eventos suelen ser indolentes y se revela un abandono de los protocolos de contingencias, así como una carencia de recursos para enfrentar los desastres. Muchas veces se oculta información, tal y como lo ha señalado Millán (2020): “existe una maquinaria politizada de desinformación que no parece importarle las consecuencias aguas abajo de los derrames, emisiones, accidentes e incidentes, sino más bien ocultar y desmentir informaciones sustentadas desde afuera de PDVSA”.

En el caso de los derrames petroleros en El Palito, que afectaron Morrocoy en el 2020, se evidenció que las denuncias fueron principalmente emitidas por parte de comunidades, ambientalistas y comunicadores independientes, y el gobierno las negó, hasta que las evidencias del desastre ambiental lo conminó a reconocer el siniestro. Es importante señalar, que miembros de la comunidad científica venezolana ofrecieron su apoyo para medir el impacto ambiental de los derrames en Morrocoy para así también ayudar a remediar el mismo. Sin embargo, las autoridades gubernamentales restringieron el acceso a los expertos para realizar los estudios correspondientes en el área afectada[9] .

Explosiones en Instalaciones de PDVSA

Además de los derrames petroleros, también se han reportado incendios y explosiones en instalaciones de PDVSA, generando trabajadores heridos y emanación de gases tóxicos. El OEP contabilizó 8 explosiones/incendios en el año 2021,  siendo Anzoátegui y Monagas las entidades con mayor número reportado de siniestros  (Figura 9).

Figura 9. Incendio en Lagunillas (Zulia) en noviembre de 2021. El siniestro se produjo en una fosa petrolera abandonada de PDVSA. Fuente: Soy Gente de Petróleo [@soygdelpetróleo] (2021).

Es importante destacar que la mencionada organización señaló al cierre de diciembre de 2021 que se habían producido 30 siniestros producto de la falta de mantenimientos de la industria petrolera venezolana PDVSA[10]. Todo esto sin mencionar la existencia de miles de fosas petroleras sin sanear, provenientes de una gran deuda ambiental histórica, los impactos de los mechurrios[11] (que realmente han dejado de quemar gas en su mayoría), entre otros.

Implicaciones Socioambientales

Los derrames petroleros afectan los diferentes ecosistemas marino-costeros del país. Diversas organizaciones ambientalistas entre ellas, la Fundación Azul Ambientalistas, también han indicado que los cotidianos derrames de petróleo ocurridos en el estado Zulia están dañando el ecosistema de manglar en dicha entidad. En este aspecto, la investigadora María Beatriz Barreto (2021) publicó un artículo científico donde evidencia el impacto de los derrames petroleros sobre los ecosistemas de manglar en Venezuela[12]( Figura 10).

Figura 10. Impactos de los derrames de hidrocarburos sobre los ecosistemas de manglar. Fuente: María Beatriz Barreto (2021)

En este estudio Barreto (2021) explica que los derrames de hidrocarburos ejercen un efecto negativo en estos ecosistemas y que los mismos pueden ser cuantificados a mediano y largo plazo. Asimismo, sostiene que la exposición al petróleo, produce la muerte del ecosistema de manglar entre otras razones porque el cubrimiento de raíces y tallos por el crudo elimina la capacidad de intercambio de gases en los neumatóforos y elimina el hábitat para una alta diversidad de organismos sésiles.

Otro impacto que señala este estudio es “ladisminución en la cobertura y extensión de los manglares. Ambas situaciones pueden ser determinadas por la muerte de árboles como resultado de un efecto prolongado del hidrocarburo, lo que produce además una degradación de las condiciones del sitio, incluyendo la erosión del suelo; esto limita el establecimiento de las plántulas y en periodos superiores a los 30 años del derrame el sistema pudiera no recuperarse y la pérdida del hábitat es permanente” (Barreto, 2021, p.56).

El caso del Lago de Maracaibo es emblemático porque tiene un largo historial de impactos socioambientales provenientes de la industria petrolera. La contaminación por hidrocarburos afecta a las diferentes especies de flora y fauna presentes en el lago. También es importante señalar  que hay otros factores además de la contaminación por petróleo que   perjudican este ecosistema, como lo es la salinización y la eutrofización. Todos estos elementos aunado a varias décadas de derrames petroleros hacen que haya un potencial proceso de irreversibilidad de daños ambientales en el mencionado lago.

Existe una vinculación estrecha entre la actividad petrolera y su incidencia negativa en las actividades agrícolas y pesqueras. Las comunidades más precarizadas son generalmente las más afectadas y muchas veces son desmovilizadas por los impactos de los desastres ambientales. Un ejemplo de ellos son los pescadores de los estados Falcón y Zulia, los cuales muchas veces se ven impedidos de realizar sus faenas de pesca porque el crudo daña las redes y el motor de sus embarcaciones (Figura11). El contacto con el petróleo en la piel también  ocasiona a los pescadores problemas de salud.

En otras entidades como Anzoátegui, Monagas y Portuguesa los productores agropecuarios y agricultores pierden sus  animales y cosechas cuando ocurren derrames que traspasan sus sembradíos y fincas (Figura 12). Estos accidentes son responsabilidad de PDVSA y perjudican a comunidades enteras con la emanación de gases tóxicos, o por la filtración de petróleo en los cauces de agua[13].

Figura 11. Pescadores intentando hacer la faena en medio de la contaminación con petróleo.  Fuente: (AP Photo/Rodrigo Abd).(ASSOCIATED PRESS) (2019)
Figura 12.  Animales afectados por derrames en San Tomé, Anzoátegui. Fuente: Luis Stefanelli [@LuisStefanelli] (2020)

Aunque las protestas sociales por parte de las poblaciones afectadas por los derrames son escasas, existen denuncias de pescadores y ambientalistas en el estado Zulia en relación a los continuos derrames en el lago de Maracaibo. La problemática es visibilizada mediáticamente cuando ocurren desastres ambientales muy puntuales, pero pocos logran hacer seguimiento y denunciar de manera constante la situación ante los altos niveles de impunidad e indiferencia en la gestión ambiental por parte de las autoridades y el riesgo que implica la denuncia para su seguridad.

De hecho, en Venezuela existen casos de presos políticos por denuncias ambientales como el caso de Eudis Girot, sindicalista de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, detenido en noviembre de 2020, por formular denuncias relacionadas con riesgos ambientales para los trabajadores de PDVSA y las comunidades[14].


[1] Provea (13 de septiembre de 2021).ACNUDH: Situación de los derechos humanos y la asistencia técnica en la República Bolivariana de Venezuela. Disponible en

https://provea.org/actualidad/derechos-sociales/acnudh-situacion-de-los-derechos-humanos-y-la-asistencia-tecnica-en-la-republica-bolivariana-de-venezuela/

[2]Observatorio de Ecología Política de Venezuela (19 de octubre de 2021). Resumen quincenal de problemas socioambientales en Venezuela (1- 15 de Octubre). Disponible en

https://www.ecopoliticavenezuela.org/2021/10/19/resumen-quincenal-de-problemas-socioambientales-en-venezuela-1-15-de-octubre

[3] Observatorio de Ecología Política de Venezuela (17 de agosto de 2020) ¿Por qué ocurren cada vez más derrames en PDVSA? Entrevista al experto petrolero Einstein Millán. Disponible en https://www.ecopoliticavenezuela.org/2020/08/17/por-que-ocurren-cada-vez-mas-derrames-en-pdvsa-entrevista-al-experto-petrolero-einstein-millan/

[4] Cada evento incluido en este reporte está respaldado por una base de datos que incluye fecha, lugar, tipo de evento y fuente de la información. Por lo cual la información presentada es verificable. Este balance es una actualización al realizado en septiembre de 2021 en el reporte de derrames petroleros. En este se incluyeron dos eventos que no estaban contemplados en los meses de marzo y julio del anterior reporte.

[5] La Prensa del Táchira (2 de junio de 2021). Rotura de tanque en refinería Cardón ocasiona derrame de gasolina. Disponible en

[6] La Patilla (30 de octubre de 2021). Anzoátegui: Chatarreros desguazan oleoductos mientras crece la angustia ante los derrames petroleros. Disponible en https://www.lapatilla.com/2021/11/30/anzoategui-chatarreros-desguazan-oleoductos-mientras-crece-angustia-ante-los-derrames-petroleros/

[7]CODHEZ (septiembre, 2021). Situación General de Derechos Humanos en el estado Zulia. Disponible en

https://www.civilisac.org/informes/informe-anual-2020-situacion-general-de-los-derechos-humanos-en-el-estado-zulia

[8] Petróleos de Venezuela (s.f.). Derrames de contaminantes. Ministerio del Poder Popular de Petróleo. Disponible en http://www.pdvsa.com/

[9] Observatorio de Ecología Política de Venezuela (15 de diciembre de 2020). Mapa colaborativo de derrames petroleros en Morrocoy 2020. Disponible en

https://www.ecopoliticavenezuela.org/2020/12/15/mapa-colaborativo-de-derrames-petroleros-en-morrocoy-2020/

[10] Soy gente de petróleo (@soygdelpetroleo) .( 23 de diciembre de 2021). #23Dic/Venezuela Récord Guinness: Con el incendio generado en una fosa petrolera de una instalación de PDVSA en Anaco, (Anzoátegui) [Tweet] [Imagen adjunta]  Twitter.https://twitter.com/soygdelpetroleo/status/1473988911072526338

[11] mechurrio es un término que  se utiliza en Venezuela para designar la parte que expulsa y  quema los gases producto de los procesos de refinación en la industria petrolera.

[12]Barreto, María Beatriz (2021). Impactos de los derrames de hidrocarburos sobre los ecosistemas de manglar. Boletín de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales Vol. LXXXI, n.° 1, pp. 53-57.

[13]Guaicara, W.[@Wandygp].( 16 de octubre de 2021). ¿Cómo los derrames petroleros pueden afectar severamente a la población? [Video adjunto]. Twitter .https://twitter.com/soygdelpetroleo/status/1473988911072526338

[14] “El sindicalista había denunciado 30 irregularidades en la producción de gasolina y gas, además del deterioro de las refinerías; y encabezó manifestaciones regionales y estatales en exigencia de beneficios salariales y mejores condiciones laborales para los trabajadores de la industria petrolera” https://www.elnacional.com/venezuela/la-vida-de-eudis-girot-corre-peligro-en-el-rodeo-ii-esta-a-la-buena-de-dios/

Autor

OEP Venezuela

Perfil oficial del Observatorio de Ecología Política de Venezuela

Ver todos los artículos de OEP Venezuela

Compartir

Categorías

Etiquetas

Áreas de trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.