Política de privacidad

Parque Nacional Waraira Repano/Ávila entre incendios y devastación

Incendio en el parque nacional Waraira Repano. Foto vía Radio Fe y Alegría

Todos los habitantes de Caracas hemos sido testigos en estos últimos días de grandes incendios en la montaña que adorna nuestra ciudad y que forma parte del Parque Nacional Waraira Repano, mejor conocido como Ávila. Estos incendios se han caracterizado por su rápido crecimiento por las laderas de la montaña, que parecen carecer de los cortafuegos que siempre funcionaron para contener la dispersión de las llamas. Los trabajadores de SUNEP-INPARQUES han denunciado reiteradamente la falta de mantenimiento de los cortafuegos y hasta el uso de los mismos como camellones de cultivo. Esto repercute en la poca efectividad de las defensas naturales contra incendios en el Parque.

Ver También: Ilegalidad y Vandalismo se apoderan del parque nacional El Ávila/ Waraira Repano)

Además SUNEP-INPARQUES ha denunciado la falta de personal para sofocar los incendios, según dijo Marlene Sifontes para Efecto Cocuyo, al declarar que más del 50% de los guardaparques y bomberos forestales han renunciado por las precarias condiciones laborales. Indican también la falta de mantenimiento a los sistemas preventivos y de contención de incendios. Igualmente los bomberos forestales y guardaparques, como reiteradamente ha denunciado Sifontes, carecen de botas, chaquetas, pantalones de seguridad, guantes y demás insumos y materiales necesarios para su labor y para evitar sufrir accidentes en su combate contra los incendios forestales. Además, la crítica y común falta de agua, que en estos casos se torna en una situación gravísima, exigiendo esfuerzos mucho más grandes para sofocar las llamas.

Ver También: Ciudad Comunal o Ecocidio: El futuro incierto del parque nacional El Ávila

 Galipán Sigue En Riesgo

Además el propio SUNEP-INPARQUES ha denunciado en sus redes sociales que esta misma semana, en Galipán, en las cercanías de la quebrada El Lirón, se ha utilizado maquinaria pesada para tumbar los árboles, aplanar el terreno y prepararlo para iniciar construcciones de infraestructuras no reguladas e ilegales, sin que ninguna autoridad haga al respecto o siquiera se pronuncie. Alertan además que con el inicio de las lluvias, esa tierra que ha sido removida podría ser arrastrada por las corrientes de agua y provocar graves daños en terrenos más bajos.

A pesar de estas denuncias, Ramón Campos, coordinador del Parques, no ha dado la cara y es señalado, por algunos vecinos de Galipán, como el agente inmobiliario principal de las grandes fortunas que violan todas las normativas y avanzan con sus construcciones, además de ser el que permite estas actividades de desmonte y preparación del terreno en zonas no urbanizadas y fuera de las permitidas para la construcción.  

Autor

Erick Camargo

Ver todos los artículos de Erick Camargo

Compartir

Categorías

Etiquetas

Áreas de trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.