Política de privacidad

AN Proyecta Ley de Cambio Climático. ¿Más de lo mismo?

Foto referencial Asamblea Nacional

Actualmente, se ha iniciado el proceso de discusión de una ley de cambio climático para Venezuela, la misma tiene curso en la Comisión de Ecosocialismo de la Asamblea Nacional, la cual está integrada por tres subcomisiones, las mismas están en este momento en entera disposición para la culminación de diseño y discusión de este proyecto de ley.

Esta propuesta de ley ya ha empezado a generar intensos debates dentro de las agrupaciones ambientalistas y ecologistas del país, especialmente sobre la incógnita de su contenido, alcances y real capacidad para atender la acuciante situación; en un país donde pareciese que este problema es totalmente ignorado tanto por el Estado como por gran parte de la sociedad, en vista a otras grandes problemáticas vividas y, a pesar de estar padeciendo parte de sus primeros efectos actuales, así como el agravamiento de otras muchas problemáticas a raíz del mismo. Podríamos señalar brevemente, para poner en contexto, una merma en la producción agropecuaria del país, a raíz de la desertificación de grandes territorios utilizados hoy en la producción agraria y ganadera; la irregularidad en las estaciones de lluvia que agravaría la problemática del acceso al agua para las poblaciones, así como un aumento en la intensidad de las lluvias y los desbordamientos y vaguadas que conllevan; solo para nombrar algunas.

Ver También: Necesitamos hechos no discursos en la lucha contra el Cambio Climático en Venezuela.

Para ahondar más sobre el proyecto de ley que se discute, entrevistamos a dos personas que están participando de las discusiones previas, para que nos dieran luz sobre las materias que se están tratando, las formas y los alcances que puedan observar.

Estamos hablando con Dannalice Anza, ella es estudiante, activista ambiental, miembro de Zona de Descarga y Coordinadora de EcoUCV (Movimiento ecologista de la Universidad Central de Venezuela).

¿Cómo entraste a participar en la Subcomisión de Cambio Climático?

Por la invitación que se le hicieron a varias a organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales y organizaciones juveniles; para trabajar la construcción de la ley de Cambio Climático.

 ¿Quién los invitó exactamente?

El diputado Ricardo Molina (PSUV). A raíz del trabajo que se hizo con la COP16, tuvimos que hacer unas vinculaciones con algunos actores, que nos hacen llegar la convocatoria que extendió el diputado Molina a las organizaciones ambientales para sumarse a la discusión de la ley.

¿Desde cuándo empezaron las gestiones para trabajar con esa Ley?

La organización EcoUCV empezó a participar en la “mesa” (como se refiere a la subcomisión encargada de la discusión de la ley) a principios de febrero; pero ellos ya venían discutiendo la misma desde hace tiempo, todos los martes.

¿Consideras que ya tenían algo avanzado? ¿Los vistes ubicados en el tema o bastante desalineados con la realidad?

En la “mesa” pude observar que hay varios especialistas sobre el tema, como el Director del Centro de Ecología del IVIC, Carlos Méndez; los exministros Guillermo Barreto y Heryck Rangel; Isabel Di Carlo, Ministra Consejera; otros directores de centros del IVIC que no recuerdo; estaba la Defensora del Pueblo; los diputados de la comisión, actores de movimientos populares y organizaciones ambientales.

¿Qué percepción te dieron los actores y las reuniones de la Comisión?

Me dio una impresión bastante participativa por parte de la “mesa”, bastante abierto a la construcción de la ley, y bueno surgieron varias propuestas que a mi parecer estaban bien; no he podido leer el borrador final, no he podido asistir a las reuniones finales; pero sí hemos venido participando en los debates y en el desarrollo de la Exposición de Motivos.

¿Cómo fue la participación de EcoUCV y cómo abordaron temáticas contradictorias y difíciles como las del Arco Minero del Orinoco?

Bueno, nosotros nos enfocamos en dos ejes temáticos; especialmente en el área educativa; no formamos parte de una discusión que abordase el asunto del Arco Minero del Orinoco. Introdujimos una serie de propuestas, que vimos fueron bien aceptadas y tomadas en cuenta.

Nos pareció una construcción bastante abierta e inclusiva, más allá de cualquier persona se tomaron las propuestas en consideración, se ha construido poco a poco. Aún no he visto el borrador final, el mismo sale entre el mes de junio-julio. A mi percepción la ley no estaba tan fuera de la realidad, según lo que discutimos, muchas de las cosas que se mencionaron son importantes y cualquier avance, por minúsculo que sea, es importante. Nosotros como activistas debemos hacer todo lo posible para que esas leyes se cumplan.

¿Cómo ves tu rol de activista para el cumplimiento de la ley?

El activismo es algo fundamental en todas las partes del mundo, todo activista que se consagre por la defensa del cumplimiento de una visión de la protección y la conservación del ambiente; debe estar formado con actitudes de denuncia, especialmente de denuncia al Estado.

El activista puede hacer también actividades de control y seguimiento del cumplimiento de la ley, ser los denunciantes ante el Estado al ver el incumplimiento de las disposiciones de la ley.

¿Cuál crees que es la importancia de esta ley para el país?

Bueno, considero que es un paso de reconocimiento a todas las problemáticas que conciernen al cambio climático y darle ese reconocimiento a nuestro país es búsqueda de buscar soluciones y acciones ante la crisis climática, considero que es importante.

También hablamos con el diputado Luis Manuel Ybarra, del partido político Voluntad Popular (los que poseen la tarjeta electoral), de la fracción de la “Alianza Democrática” dentro de la Asamblea Nacional. Allí participa en la Comisión de Ecosocialismo, en la subcomisión de Economía Ambiental.

¿Cómo inició el proceso de discusión de la Ley de Cambio Climático?

La Ley de Gestión Integral Contra el Cambio Climático, se está discutiendo en el pleno de la Comisión Permanente de Ecosocialismo; a la vez que se trata en cada una de las subcomisiones de la misma. Las Subcomisiones serían la de Hábitat y Territorio, la Subcomisión de Recursos Naturales y Cambio Climático y por último la Subcomisión de Economía Ambiental.

¿Cómo surge la iniciativa para crear esta ley?

Desde que se sabe de la existencia del calentamiento global a nivel mundial se ha tocado el tema en las esferas legislativas y políticas del país, pero nunca se había podido concretar nada. Así que la iniciativa de generar esta ley es de esta nueva Asamblea Nacional, de este nuevo período legislativo que empezó el año pasado, te lo tengo que decir. Desde el año pasado, en la Comisión Permanente de Ecosocialismo, hemos venido discutiendo que es necesaria una ley que aborde el problema del cambio climático. Y para la grata satisfacción de todos, vamos a poder presentar, antes que se acabe este primer semestre del período de sesiones, pues tenemos vacaciones legislativas desde el 15 de agosto hasta 15 de septiembre; nosotros vamos a llevar este proyecto de ley para que sea discutido y aprobado en primera discusión. Y después vamos a la calle, las instituciones, a los jueces; para iniciar la consulta pública de esta ley, que ahora tendrá un articulado, pero sabiendo la dinámica parlamentaria, esta podría cambiar cuando llegue la segunda discusión. Así, la iniciativa es de quienes estamos hoy en la Comisión de Ecosocialismo de la Asamblea Nacional.

¿Desde cuándo existe la iniciativa para esta ley y cuáles son las principales motivaciones que ves que la ha promovido? ¿Cuál es la postura de tu organización con respecto al cambio climático y el proyecto de ley?

Esta es una ley que es novedosa, podemos decir que también controversial; pues a lo nuevo la gente le da miedo. Lo que la ley realmente plantea, a lo que queremos llegar, es que el Estado tenga las herramientas legales para manejar las consecuencias del cambio climático en nuestro país, en nuestra patria. Queremos que el Estado tenga como saber manejar los recursos para combatir al Cambio Climático; como el Estado tenga que diseñar sus políticas, para que, por ejemplo, las grandes empresas que generan muchos gases de efecto invernadero, le retribuyan a la naturaleza lo que le están afectando.

Es decir, que bajo una ley orgánica, porque tengo que aclararlo, lo estamos manejando bajo una ley orgánica, esto es una cosa novedosa. Esta ley debe ser generadora de otras leyes, para que esta ley sea rectora del nuevo marco jurídico referente a la problemática del cambio climático. Es por eso que la estructura de esta ley está diseñada para que el Estado tenga sus herramientas en el papel, que sea un plan de trabajo legal. Por eso como diputado estoy de acuerdo como se está planteando este proyecto ley, que cuando lo tenga en mis manos, porque todavía no podemos empezar a distribuir, pero cuando se pueda se los pasaré para que ustedes lo evalúen y para que también a base de su trabajo nos den las recomendaciones y vayamos al debate; de hecho están invitados a la Comisión de Ecosocialismo. Porque eso es lo que le hace falta al país, debate y diálogo, pero con respeto y reconocimiento de las partes.

Hablas de ley rectora. ¿Subsumirá toda la materia ambiental bajo su cobertura o será otra vertiente especial sobre cambio climático, aparte de la Ley Orgánica del Ambiente?

La ley orgánica, es decir, una ley rectora, para todo lo que tenga que ver con respecto al cambio climático; se puede decir que también de materia ambiental. De allí deriva todo, es algo que sufre todo el ambiente a nivel mundial. Hablamos que sea orgánica para que empiece a regir todo lo que se refiere a gestión de recursos naturales, la materia preventiva de los efectos, plantea políticas de transformación socioeconómica para que no se sigan generando daños ambientales en nuestro país, ni se siga dándole fuerza a ese cambio climático. Cómo te dije, es darle al Estado las herramientas para afrontar este problema, decirle a las empresas que deben hacer para mitigar los daños ambientales que produce su actividad, la materia preventiva que debe generar el Estado, es todo eso; enmarcar en esta ley todas las herramientas y legales para abordar la problemática y luchar contra el cambio climático.

Hay una convocatoria de consulta pública, pero no se ha presentado aún el proyecto; que me dices que será presentado antes de agosto para su primera discusión. ¿Esta consulta aún no está activa, supongo?

No, no está activa la consulta pública, estará disponible luego de que se apruebe en primera discusión. Nuestro objetivo, lo que nos planteamos, es que vamos a hacer todo lo posible para que sea aprobada en primera discusión, antes del receso legislativo. Una vez aprobada esta ley, se abrirá la consulta pública y se establecerán las pautas para enviar por escrito las recomendaciones, propuestas y correcciones que cada quien considere pertinentes.

Reflexiones Finales

¿Será suficiente la aprobación de esta ley para enfrentar al Cambio Climático? ¿Bastará esta ley para mitigar los efectos que Venezuela pueda sumar a la Crisis Climática Global?

Estas son preguntas legítimas que seguro nos haremos todas las personas que nos enteremos de esta iniciativa legislativa. Teniendo en cuenta la vasta cantidad de leyes ambientales que existen en Venezuela, la mayoría de carácter testimonial, que no se cumplen o que son violadas de forma descarada por los organismos del Estado encargados de su cumplimiento. Hace ruido la falta de información sobre los ilícitos ambientales al sur del Orinoco, la explotación del Arco Minero y la destrucción de la Amazonía. ¿Una ley de Cambio Climático tendrá en cuenta esta destrucción? ¿O se estará asumiendo el soportar las consecuencias de la destrucción que el desarrollismo bolivariano promueve?

Sobre la participación de los sectores, pese a las grandes expectativas que muestran algunas de las partes que participan, evidenciamos poca transparencia. El que no se conozca el anteproyecto completo, que no se participe en la redacción del articulado es una evidencia de ello. La versión final, que se discuta en plenaria, mostrará si realmente se tomaron en cuenta las propuestas de las organizaciones independientes al gobierno.

Sin embargo, lo que hemos podido leer de la Exposición de Motivos, no es muy alentadora. Se mantiene el discurso desarrollista y donde se critican a los otros, pero no se hace introspección a lo que sucede en el país. Se piensa que se puede aplicar una agenda económica extractivista, justificándose en que las potencias mundiales lo hicieron. Pero no se reflexiona nada en las consecuencias, mucho menos en la grave situación ambiental actual del país y la crisis desatada en todo el territorio.

Quedará de parte de las organizaciones, activistas, habitantes de los territorios y defensores de la naturaleza, valorar esta herramienta; que posiblemente nos dé una palanca más para denunciar, pero que su efectividad real y concreta pueda ser nula por sí misma. 

Autor

Erick Camargo

Ver todos los artículos de Erick Camargo

Compartir

Categorías

Etiquetas

Áreas de trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.