01/04/2018

Descripción

La presente investigación expone el debate del programa modernidad/colonialidad de la naturaleza, como esfuerzo para generar nuevos enfoques ante la crisis ambiental que se recrea en torno al cambio climático global. Los referentes teóricos se ubican en la crítica al progreso, el desarrollo y el crecimiento económico como paradigmas vigentes en las políticas energéticas mundiales y nacionales.

Relacionado

  • Generic placeholder image
    ¿Por qué es importante la ecología política?

    Autores:

    Gian Carlo Delgado

    Temas:

    Ecología

    Estudios Decoloniales

    Disciplinas:

    Ecología Política

    Paises:

    América Latina

    Se considera que la ecología política, como campo teórico, fue tomando cuerpo en la década de 1980, cuando se gestaba con mayor claridad un encuentro de aportes provenientes de distintas disciplinas abocadas al estudio del conflicto por el acceso, despojo, uso y usufructo de los territorios y los recursos que estos contienen (incluyendo, en muchos casos, el reconocimiento y la verificación de las contrafuerzas existentes y sus propuestas alternativas). Si bien el proceso de despojo y usufructo privado de los recursos naturales no es nuevo, sino por el contrario, algo estructural del sistema actual de producción, es cada vez más claro que la creciente acumulación de capital demanda una explotación y transformación mayor del entorno natural y social con implicaciones desiguales, sinérgicas e incluso irreversibles.

  • Generic placeholder image
    Venezuela desde adentro: ocho investigaciones para un debate necesario

    Autores:

    Karin Galbert

    Alexandra Martínez

    Varios

    Temas:

    Minería

    Cambio Climático

    Territorialidades

    Poder Popular

    Feminismo

    Disciplinas:

    Sociología

    Antropología

    Paises:

    Venezuela

    En los últimos 20 años, desde las coordenadas de las izquierdas, la experiencia venezolana ha estado en el centro del debate político regional, en tanto modelo de transformación, organización popular, redistribución y justicia social, y también como expresión de extractivismo, de las tensiones en los populismos y de rentismo. Actualmente, este modelo, sus prácticas, contradicciones y disputas parecieran estar tocando sus límites como experiencia posible de transformación desde el Estado. Vista a través del prisma de los medios de comunicación masivos internacionales, de la polarización existente en la región y en el mundo, y ante el avance del capitalismo y de las experiencias de derecha, Venezuela se ha erigido como el símbolo de la crisis, de la amenaza “castro-chavista”, del caos de las opciones populares o de izquierda en el poder.