ConflictosNoticias

Ante crisis del agua prolifera extracción de pozos en zonas urbanas en Venezuela4 min read

Voces por el Agua

Imagen de portada: Perforación de un pozo de agua por la Alcaldía de Chacao (2020) El Nacional

 

En los últimos meses se han reportado cada vez más perforaciones de pozos en diversos sectores de ciudades como Caracas y Maracay, con el fin de extraer agua para comunidades que han permanecido meses sin el servicio de agua potable.

Las constantes fallas de agua se han agravado desde el año 2016, siendo el 2019 con el apagón nacional el punto de quiebre de un sistema de distribución de agua precarizado y en emergencia no sólo por el acceso al servicio, sino además por la mala calidad del agua que ocasiona enfermedades en las comunidades.

Especialistas estiman que durante los últimos tres años, la entrada del agua por acueductos de Hidrocapital se ha reducido en 4.000 litros por segundo.

El Observatorio de Servicios Públicos (OVSP) estima que casi 9 de cada 10 venezolanos sufren interrupciones constantes en el suministro de agua, mientras algunas comunidades pasan meses sin recibir una gota.

Un 56,7% de los cerca de 30 millones de habitantes del país se ven obligados a almacenar agua en pipotes y botellas vacías en sus casas y 18,5% paga cisternas, según el OVSP.

 

Ver también Agua potable falla en 99% de los hogares en Venezuela: CEDICE

 

Pozos de agua privados

La situación ha llevado por una parte a las comunidades a organizarse para gestionar la extracción y distribución de agua proveniente de pozos en sus sectores, como se ha reportado en algunos sectores de Caracas, donde una perforación de 90 metros de profundidad hasta el manto acuífero puede costar unos 20.000 dólares. Un gasto que vecinos de edificios o de calles beneficiadas «pagan entre todos», según comenta a la AFP Alfredo Araya, un ingeniero civil de 68 años dedicado a este negocio.

De acuerdo con AFP, las compañías necesitan permisos estatales que pueden causar retrasos y, en caso de excavar en suelo público, organismos de seguridad pueden pedir «contribuciones» (sobornos), sostiene Araya. «Es un peaje que tienes que pagar».

Ver también Mercados de futuros de Wall Street avanzan en privatización del agua en el mundo

 

Una solución política coyuntural a un problema estructural

Por otra parte, algunos mandatarios municipales, como los alcaldes de los municipios Chacao o Baruta en el estado Miranda, de tendencia opositora, o el gobernador del estado Aragua, un ex militar chavista, han impulsado la reactivación de pozos, así como la instalación de bombas y motores para la extracción del agua de los mismos.

Esta aparente solución a la crisis del agua que agobia a comunidades que pasan meses sin el servicio se presenta ahora justamente como oferta electoral ante la posibilidad de realización de comicios regionales.

De acuerdo con información de Banca y Negocios, sólo en Baruta se han construido 3 pozos de agua: uno inaugurado en el Polideportivo Rafael Vidal en La Trinidad, otro en el Parque Agustín Codazzi de Prados del Este, y uno por inaugurar en Santa Rosa de Lima. El primero beneficia a 750 viviendas de la zona, es decir, aproximadamente a 3. 000 personas. Mientras que el pozo de Prados del Este beneficia aproximadamente a 2.200 personas.

El Alcalde de Chacao por su parte se ha comprometido con la perforación de 20 pozos de agua en distintos puntos del municipio.

 

Permisos ambientales y sanitarios sin claridad

El Ministerio de Ecosocialismo es el ente que otorga los permisos de perforación para abrir los pozos profundos. Alcaldes de Miranda han reportado que el ente tiene más de 3 meses que no responde a las solicitudes para continuar haciendo huecos en distintas zonas para obtener agua, por lo que resulta un misterio cómo se está tramitando la gestión de estos permisos, que compañías privadas alegan estar consiguiendo mediante sobornos a autoridades del ente.

Mucho menos información se dispone acerca de los permisos y controles sanitarios requeridos para la extracción y distribución de esta agua perforada de pozos a las comunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *