Noticias

El Acuerdo de Escazú: los Estados pueden hacer historia firmando este tratado ambiental regional

Publicado el

PRENSA OEP

 

 

Gobiernos de toda América Latina y el Caribe pueden hacer historia y establecer nuevas normas de protección del ambiente y los derechos humanos firmando el Acuerdo de Escazú durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York el 27 de septiembre. Así lo han afirmado más de 200 organizaciones nacionales, regionales e internacionales que trabajan por toda América Latina y el Caribe en áreas como derechos humanos, ambiente o desarrollo y democracia, y que han suscrito una carta conjunta que fue entregada a los jefes de Estado de los 33 países de la región.

 

En esta carta abierta, las ONG hacen un llamamiento a los gobiernos para que firmen el acuerdo y a continuación adopten medidas rápidas y eficaces para aplicarlo en sus respectivos países.

 

Aprobado el 4 de marzo en San José (Costa Rica) por representantes de 24 países, el Acuerdo de Escazú sería el primer tratado vinculante en la región que establece protecciones sobre los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en asuntos ambientales, y el primero en proclamar la protección de defensores y defensoras de los derechos humanos relacionados con el ambiente.

 

Los 33 Estados de Latinoamérica y el Caribe tendrán la oportunidad de firmar el acuerdo en la sede de la ONU en Nueva York a partir del 27 de septiembre de 2018. Para que entre en vigor, al menos 11 países deberán firmarlo y ratificarlo antes del 27 de septiembre de 2020.

 

El Observatorio de Ecología Política de Venezuela apoya esta iniciativa, resaltando que se trata de un tratado sin precedentes, que podría contribuir formalizar canales jurídicos e institucionales para la consecución de la precaria justicia ambiental en la región, así como con la protección de los defensores y defensoras del ambiente, severamente amenazados por diversos actores que se oponen a sus luchas.

Organización multipropósito que orientada a la visibilización y estudio de las desigualdades e impactos socio-ecológicos que se generan a raíz de la transformación e intervención de la naturaleza, y al apoyo y acompañamiento de luchas socio-ambientales en el país